Páginas vistas en total

miércoles, 24 de noviembre de 2010


Desde hace mucho tiempo, siempre que escucho cantar a Luis Pastor –cosa que hace cada vez mejor– me pregunto cuál es el secreto de este hombre que durante tantos años ha practicado –de forma incansable, alegre, y superando todo tipo circunstancias adversas– aquello del «cantemos como quien respira".

Joaquín Sabina y Luis Pastor –un poco más jóvenes–
en el acto de presentación de la biografía de Carlos Cano
que escribí en Ed. Júcar, en 1983. (La chica que habla
con ellos no la nombro porque no la reconozco).
Después de un tiempo, y sobre todo a lo largo de este año en el que hemos convivido, en varias ocasiones, con motivo de la pasión que compartimos por la poesía de Miguel Hernández, creo que estoy en condiciones de desentrañar algunas de las claves de su secreto. Para mí son tres:

La primera, que es un ser humano sencillo, que rechaza todo tipo de "trepadura" y que no está dispuesto a perder la vida pensando en el "famoseo," o en hacerse un rinconcillo en el círculo de los "super-elegidos" por el poder mediático sea del signo que sea. A Luis no le gusta dar "codazos", ni "joder" al prójimo, ni mover el "culo" al ritmo que toca. Luis es generoso, solidario, tierno y grande, ¡muy grande!, en humanidad.


La segunda clave de su secreto es que, posiblemente por todo lo anterior, no vive acelerado... Sabe disfrutar de sus silencios, busca espacios para la reflexión tan hermosos como el de tallar la madera soñando en palomas..., es un creador sin prisa..., sabe esperar..., practica la confianza..., escucha los sonidos de las palabras.

Y la tercera clave de su secreto reside en su cuerpo, en su sensibilidad, en sus venas... ¡Todo él es música y ritmo!... Luis contiene la música en sí mismo, y por eso, cuando desde su sencillez y en su silencio, escucha o escribe un poema, acontece –de forma natural y con una gran frescura– que, en en él mismo, la "música se hace palabra" y "la palabra música"... ¡Como quien respira!... 

Luego ya no tiene más que  hacer percusión sobre su pecho que suena "hondo", tomar su guitarra o su timple y ponerse a cantar.

De todo esto vamos a poder disfrutar el próximo día 26... Para quienes viváis en Madrid, o "queráis venir del cualquier rincón del mundo"... ¡ATENCIÓN"

LUIS PASTOR canta a JOSÉ SARAMAGO 
con la ORQUESTA ATHANOR DE RIVAS VACIAMADRID
Lugar: Auditorio Pilar Bardém de Rivas

Día 26 de noviembre, 
es decir, dentro de dos días.
Hora: 20 horas

8 comentarios:

  1. Aish mi Luis... si fuera canción sería una suya... "Flor de Jara" por razones obvias... pero tantas y tantas otras.

    Lo describes a la perfección... y además le viene al pelo lo de "cantemos como quien respira"... él, que es todo un experto en el control de la respiración y la relajación a ritmo de diafragma.

    Besos y música,
    Jara

    ResponderEliminar
  2. Bienvenido a estos espacios. Qué decir ed Luis? Si lo conozco tanto y desde hace tanto que hemos vivido y pasado tan cerca de todo...Un grande, sin duda

    ResponderEliminar
  3. ...me cuelo sin molestar
    Sin duda una de los mejores conciertos que vi en mi vida fue uno suyo en un sitio pequeño de donde soy ( Coruña) eramos 30 mas o menos y lo hizo mejor que muchos que pasaron por el coliseum ese año ( como es evidente con un aforo del cuadruple).

    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Plenamente de acuerdo con tus precisiones acerca del genuino Luis Pastor, uno de los tipos más auténticos a los que uno ha encontrado a lo largo de su vida. No conozco a la chica con la que están hablando, pero me sonaba su cara y, rebuscando entre mis fotos personales, he encontrado una que saqué en Anchuras (http://malablancayenbotella.blogspot.com/2010/10/la-guitarra-guerrillera.html), creo recordar, de la misma mujer hablando con Krahe. Si quieres, te la mando para que me des tu opinión sobre el parecido. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Antonio, por supuesto que sí y si me das permiso la colgamos en el blog así si ella nos visita y se encuentra consigo misma, pues a lo mejor nos escribe y salimos todos de dudas.
    Respecto a Luis somos muchísimos, de la profesión y no de la profesión, que coincidimos... "Canta como es y es como canta"... no tiene dobleces.

    ResponderEliminar
  6. ¿A dónde te la mando?
    Por cierto, ¿has leído la entrada de mi blog que te he enviado? Mejor evitar la nostalgia...

    ResponderEliminar
  7. Luis es uno de los músicos más grandes que he visto en mi vida sobre un escenario, una de las personas que más me ha enseñado ¡¡¡ Hay que reivindicarlo sin parar!!!

    ResponderEliminar
  8. Me encantan esas opiniones sobre Luis, que creo que son totalmente justas. Algunas son de amigos compartidos, pero aún así las comparto. Lo que me jode es que las perversiones del mercado musical impiden que ocupe el lugar que le corresponde. Salud.

    ResponderEliminar