Páginas vistas en total

martes, 20 de junio de 2017

FIESTA/CONCIERTO "VIVIR ENTRE CANCIONES". CINCO HORAS DE " CANCIÓN DE AUTOR". (SEXTA Y ÚLTIMA CRÓNICA).

Con esta SEXTA CRÓNICA concluyo el recorrido que he venido haciendo sobre el espectacular desarrollo de la fiesta/concierto "VIVIR ENTRE CANCIONES" celebrada el pasado día 6 de junio en la Sala Galileo de Madrid. Fiesta en la que –durante cinco horas– participaron los siguientes creadores, compositores y cantantes.


Concretamente en la sexta parte de la fiesta intervinieron:

PEDRO REINARES
BEL GORDILLO
SARA VENEROS
QUESIA
JORGE TYLKI
ÁNGELES RUIBAL
ICIAR IBARRA (GAUDEA)
MANU MÍGUEZ
ALFONS OLMO (VERDCEL)
JAVIER MAROTO
y DAVID TORRICO


PEDRO REINARES –gran amigo de quienes acudimos
con cierta frecuencia a la Sala Galileo–,
con el acompañamiento de MANU MÍGUEZ, a la guitarra,
interpretó, y tuvo el detallazo de dedicarme,
la canción "Tu eres mi amigo del alma"
de Roberto Carlos. ¡Gracías Pedro, amigo!
¡Fue muy emocionante!


Seguidamente intervinieron BEL 
y SARA VENEROS. Con ellas la alegría, el ritmo, 
y el buen y bien cantar inundaron la Sala Galileo.
BEL nos ofreció su canción "Ella"
y SARA VENEROS "Una gota de mar".

Fue muy hermoso como se fundieron y se hermanaron
sus voces –transcurridas ya cuatro horas de concierto– reafirmando 
con fuerza y con mucha calidad –o sea, emocionándonos–
que efectivamente "VIVIMOS ENTRE CANCIONES"
y que la canción nos hace "SENTIR VIVOS".


QUESIA protagonizó uno de los momentos
más mágicos de la fiesta y del concierto.
¡Sorprendente e inesperada la belleza de su voz 
y de sus canciones!

QUESIA cantó una de las canciones de su reciente
disco-libro "Cifra y aroma" en el que ha musicalizado y
cantado 22 poemas de la gran poeta ISABEL ESCUDERO
fallecida el pasado mes de marzo.

Isabel estuvo presente en la fiesta –¡claro que sí–, y pareció que
la estábamos escuchando decir lo que escribió al final
del prólogo de "Cifra y aroma":
«¡Salud, Quesia! Y gracias por lo que me toca:
nunca estos versos encontraron tan dulce pregonera.»


Seguidamente cantó JORGE TYLKI
acompañado al violín por MANU CLAVIJO.

TYLKI nos interpretó su canción "Parece"
y una vez más compartimos la experiencia de que 
"CANTAMOS COMO QUIEN RESPIRA"
experiencia que nos une y nos hermana desde
hace ya bastante tiempo. ¡Gracias Jorge!


Y desde Galicia nos llegó la presencia y la voz
de ÁNGELES RUIBAL, amiga del alma desde hace
ya muchos años. Nos conocimos en los años setenta
cuando, junto con SERGIO ASCHERO, formaban
el dúo LOS JUGLARES que cantó y reivindicó 
bellamente a Lorca,
Guillén o Miguel Hernandez, por ejemplo.

ÁNGELES RUIBAL reclamó el acompañamiento
de ADOLFO CELDRÁN y juntos hicieron volar por la sala Galileo
los "VIENTOS DEL PUEBLO" de Miguel Hernández.

Personalmente –para mí– ver, sentir y escuchar
juntos a Ángeles y a Adolfo fue muy, pero que muy, emocionante.


GAUDEA (ICIAR IBARRA), acompañada al teclado
de MANU MÍGUEZ, interpretó su canción "Hoy";
 canción que recientemente ha grabado en su disco titulado
"Mi lobo come hierba".

ICIAR ha sido, para mí, otro de los más grandes 
y gratificantes descubrimientos que he realizado últimamente 
en el universo de la "canción de autor". Posee la cualidad
de contagiarme –siempre que la escucho– esperanza,
confianza y muchas ganas de vivir.


Ya prácticamente a las doce de la noche, 
tras casi cinco horas de concierto, ALFONS OLMO
"VerdCel", llegado desde Barcelona para unirse a la fiesta, 
nos sorprendió –¡me sorprendió!–
interpretando una bellísima versión de la canción
"Treballaré el teu cos" de Raimon;
canción de amor, hacia la que personalmente
siento una especial querencia, que Alfons ha incorporado
en su disco  "Petjades. VerdCel canta a Raimon".

Por cierto, ALFONS OLMO acaba de grabar y publicar
un bellísimo libro disco titulado 
"De plantes, talaies i cims (i una aroma)".
Obra que tuve el placer de presentar en
el Círculo Catalán de Madrid dos días más tarde,
o sea, el 8 de junio.


La fiesta estaba ya prácticamente concluyendo y los responsables
de la Sala Galileo, ya bastante pasadas las doce de la noche,
me pidieron que finalizáramos el concierto.
Contra mi voluntad tuve que hacerlo.

Ante esa exigencia, MANU MIGUEZ, se vio obligado a no cantar
el tema que habia preparado, cosa que realizó con una absoluta
generosidad que le agradecí y le agradezco con toda mi alma.
¡Me dolió profundamente que, tras acompañar a la guitarra
a Pedro Reinares y al teclado a Gaudea,
no pudiéramos disfrutar con su canción!

Pasados unos días, vuelvo a pedirle disculpas y vuelvo
 a pensar que su gesto fue realmente un testimonio
de absoluta generosidad. En realidad un gesto
que responde a lo que MANU MÍGUEZ es:
un buen amigo, un gran profesional
y una persona sencillamente extraordinaria.

Y finalmente, cuando estaba anunciando que la fiesta tenía que terminar –había en la sala varios cantautores y cantautoras que también me habría encantado que participaran– sonó un pandero y aparecieron cantando entre el público JAVIER MAROTO y DAVID TORRICO. Ambos, pese a que nos estaban pidiendo que finalizara la fiesta, se subieron al escenario y reclamaron la presencia en de todos los participantes en el concierto para dedicarme y cantar a coro una canción que previamente habían preparado. 

«Con este nuevo libro que te has marcao,
nos has reunido a todos en este sarao.

Ay, Fernando. Ay, Fernando de mi corazón.
No vas sólo, no vas sólo, no vas sólo, no.
No vas sólo, no vas sólo. Con Fernando voy.

Su vida entre canciones da para un montón,
Y luego nos lo cuenta con mucha pasión.
Ay, Fernando. Ay, Fernando…

Hay que ver El Lucini. ¡Qué arte, caray!
Conoce más canciones que el Spotify.
Ay, Fernando. Ay, Fernando…»


Estaba muy cansado y la emoción me desbordó... En aquel momento fui especialmente consciente de que SÍ que había merecido la pena MI VIDA ENTRE CANCIONES.


¡GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS!

2 comentarios:

  1. Sí, fue un final de fiesta apoteósico, como toda ella. Para mí fue una sorpresa que Ángeles Ruibal me pidiera que le acompañara tocando y cantando el poema de Miguel “Vientos del Pueblo”, que musicaron ella y Sergio Aschero y popularizó en los 70 el grupo “Los Lobos”. Me alegro de que a ti, como dices aquí en tu blog, también te gustara, Fernando. Abrazo!!

    ResponderEliminar