Páginas vistas en total

lunes, 6 de abril de 2015

DESDE MI ATALAYA: "A PESAR DE TODO, SE TRATA DE UNA LOCURA IRRENUNCIABLE".


Hace unos días introduciendo en la Web «CANCIÓN CON TODOS» los contenidos correspondientes al "Bardo de Orio: Benito Lertxundi", me apeteció volver a escuchar su canción "Gaua eta ni" ("El loco y la noche") con la que hoy hemos compartido el "buen día" en mi muro de Facebook.

Buscando la letra en castellano de esa canción –basada en un poema de Khalil Gibran–, me encontré con este otro texto del poeta libanés titulado simplemente "El loco":


Me identifico totalmente con Khalil Gibran y, hoy por hoy, me considero un "loco" que como él me siento "libre" y "seguro", pero a la vez, en ocasiones, "sólo" y "no comprendido".  

Voy a tratar de explicarme refiriéndome, en concreto, a una de mis últimas "locuras" de la que ante todo he de decir que me siento feliz y orgulloso, y a la que estoy decidido a "NO RENUNCIAR" pase lo que pase... (En este punto, y a mi edad, después de lo ya recorrido no necesito para nada la "cordura"... ¡no me interesa!).

Esta última "locura" de la que hablo –ahora es cuando más me estoy dando cuenta de que lo es– ha consistido en empecinarme en la creación de un rinconcillo –pequeño pero a la vez inmenso– donde se recogiera la presencia de todas las voces de nuestra llamada "canción de autor" –"el otro cantar"– desde los años sesenta a la actualidad, y en donde pudieran encontrarse, conocerse y hermanarse las distintas generaciones de creadores... "Locura" que se llama «CANCIÓN CON TODOS».


La Web «CANCIÓN CON TODOS» poquito a poco se va haciendo realidad, y he de decir que en estos seis últimos meses de trabajo me he sentido "libre" al pensarla y al crearla; que estoy completamente "seguro" de que es culturalmente necesaria –es más, imprescindible–; y que me está permitiendo vivir momentos y experiencias de una "inmensa falicidad".

Entre esos momentos y vivencias de inmensa felicidad están, sobre todo, los que me han proporcionado, y cotidianamente me aportan, muchas personas amigas y solidarias; y los momento que estoy viviendo. día a día, en mi "soledad" haciéndola crecer.

Sería una falsa e injusta modestia decir, o insinuar, que la Web va mal. Lo que va es "muy lenta" respecto a la "incorporación de contenidos" porque, una vez creada y puesta en internet –gracias a los socios y socias que lo hicieron posible–, no tengo más medios para agilizarla que todo mi tiempo, y las pocas, pero muy generosas colaboraciones que de vez en cuando siguen llegando y que me permiten contar con el trabajo de alguna persona que me ayude. (De hecho en la actualidad todas las secciones de la Web están en marcha y se han incorporado 109 entradas de autores e intérpretes de las tres generaciones, o sea, un 7'5% de las que  tenemos previsto incorporar).


Pues sí, efectivamente, la Web «CANCIÓN CON TODOS» va "lentamente bien"; pero, después de seis meses –en los que hemos superado las 60.000 visitas y los 9.400 usuarios– tengo que reconocer que es una "LOCURA" que me encanta, pero que empieza a INQUIETARME. (Estar "loco" por un proyecto, y no estar dispuesto a renunciar a esa "locura", no supone dejar de ser realista e ignorar la realidad de lo que está aconteciendo, y lo que puede acontecer, en torno a ella).

Os confieso que en todo el proceso de diseño y programación pensamos que, dada la importancia y la calidad del proyecto, resultaría fácil encontrar algún, o algunos, patrocinadores que nos permitieran formar un equipo para el desarrollo y el mantenimiento actualizado de la Web. Lamentablemente, hasta ahora, a pesar de los intentos realizados, no lo hemos conseguido y no ha sido posible ni por parte de las instituciones, ni de ninguna empresa.

En ese mismo sentido, también pensé –me parecía justo– que a la vista del proyecto, ya en marcha, seguiría creciendo el número de consocios y consocias –sobre todo autores e intérpretes–, que se sumarían a él con su apoyo. Es cierto que han surgidos algunos y algunas nuevas incorporaciones; pero la iniciativa está prácticamente parada, y mi sensación de "soledad" y de "no ser comprendido" se acrecienta como corresponde a un buen y genuino "loco" como afirma Khalil Gibran.

Ante esa realidad mi "inquietud" se basa en que, al ritmo de trabajo que podemos llevar actualmente en la construcción de la Web, el horizonte de su completa puesta a punto –ya solamente para ir siendo actualizada– está muy lejano; demasiado para que la vida me dé el tiempo necesario para llegar a él. "Inquietud" calmada –de momento y sin dramatismos– en la esperanza de que siempre habrá algún otro "loco" o "loca" que,  cuando yo no pueda, tome las riendas y la siga empujando.


Después de todo lo pensado y escrito aquí, en MI ATALAYA –necesitaba hacerlo– consciente de ello, y comportándome como un "loco aferrado ciegamente a la irrenunciabilidad", lo tengo claro: ¡la WEB «CANCIÓN CON TODOS" sigue adelante al ritmo que se pueda!. Un ritmo que si puede hacelerarse ¡mejor!. Para ello me propongo y os propongo varias posibles acciones que si tampoco salen adelante tampoco afectaran a la "irrenunciabilidad":

Por mi parte voy a seguir pidiéndoles su colaboración a instituciones, como la SOCIEDAD GENERAL DE AUTORES, que es increíble y vergonzoso que se haya y se sigue mantenga al margen de este proyecto; y voy a emprender varias iniciativas para poder irle dando posibles empujoncillos a la WEB. Esta misma semana os plantearé alguna.

Por vuestra parte, si lo veis posible y os suscita el interés, no dudéis en darnos alguna pista o algún contacto para la captación de posibles colaboradores o patrocinadores; y, por supuesto, si aún no lo habéis hecho, estáis a tiempo de consociaros, o "reconsociaros", con las más de 500 personas que ya estamos vinculadas a la Web, cada una, con el grado de "locura" que libremente decida o le pida el cuerpo.

Y nada más... y a seguir soñando y cantando ¡COMO QUIEN RESPIRA!

4 comentarios:

  1. Las razones del "loco" son tan importantes a veces. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Fernando. Quiero más "locos" como tú derramados por el mundo. Un abrazo desde Sevilla.

    ResponderEliminar