Páginas vistas en total

miércoles, 5 de febrero de 2014

MIQUEL GIL - III: "HOMENATGE A TERESA", DE OVIDI MONTLLOR; "ROSA DE PAPER", DE VICENT ANDRÉS ESTELLÉS... ¡Y OTRAS MARAVILLAS!

Miquel Gil.

Tras los dos "cuelgues" anteriores dedicados al compositor y cantante valenciano MIQUEL GIL, voy a realizar un breve recorrido por sus cinco discos más recientes y a proponeros la audición de dos de sus canciones que son para mí especialmente significativas y entrañables.

Tras la grabación del álbum Katà –presentado en el "cuelgue anterior"– Miquel, en 2004, se aventuró a montar, junto con la cantautora catalana Lidia Pujol, un proyecto titulado "Terregada, cinc veus i un repertori sagnant", en el que acompañados de la tres voces del grup Psàlite (Roser Cabacés, Joan Figueres y Pep Coca) interpretaron temas del cancionero tradicional.

Dos años mas tarde Miguel Gil realizó la grabación de uno de sus conciertos en directo, acompañado,en este caso, de la cantante griega Savina Yannatou, el grupo Primavera en Salonico y l'Orquestra Árab de Barcelona.


En el año 2007,  Miquel editó  un nuevo disco absolutamente delicioso titulado "Eixos", disco en el que vuelven a fundirse los sonidos y el canto de la tierra, los aires mediterráneos y los versos de jóvenes poetas valencianos como Enric Casasses, Manel Rodríguez Castelló,  Sònia Carmona, Feliu Ventura; un texto del escritor y cantante griego Manolis Rasoulis; o de Ibn Khafaja poeta de Al'andalus del siglo XI. En esta ocasión le acompañaron musicalmente el pianista Manel Camp, el guitarrista flamenco Raúl Rodríguez –hijo de Martirio que ya había participado en el disco anterior–, David Pastor, Chiaki Mawatari y Joan Garriga.



De este disco voy a destacar una canción que os propongo escuchar, es un homenaje que Miquel Gil le rinde a su paisano –actor y cantautor extraordinario– OVIDI MONTLLOR, fallecido en 1995. Miquel con su voz característica interpreta la canción "Homenatge a Teresa", bellísima canción en la que se desbordan –por cada palabra y cada nota– una inmensa sensibilidad y ternura.


«Com un record d'infantesa / sempre recordaré / a la Teresa, / ballant el vals. / Potser fou l'últim fet / amb algú que estimés / abans que un bombardeig / la tornés boja. / Tots els xiquets la seguíem / i en un solar apartat / ens instruíem / al seu voltant. / Mig descabellonada / vens mostrava les cuixes / i ens donava lliçons / d'anatomia. / Ella ens va dir d'on veníem. / I que els reis de l'Orient / no existien. / Ni llops ni esperits. / Ens parlava de l'amor / com la cosa més bonica / i preciosa. / Sense pecats. / Ens ensenyà a ballar / a cantar i a estimar. / D'això ella era / la que més sabia. / Amb una floreta al seu cap / i un mocador negre al coll / i faldes llargues / i un cigarret. / Vas ser / la riota dels grans, / i la mestra més volguda / dels infants. / Ara de gran comprenc / tot el que per tu sent / i et llence un homenatge / als quatre vents. / Com un record d'infantesa / sempre et recordaré a tu, / Teresa, / ballant el vals».

«Como un recuerdo de infancia / siempre recordaré / a la Teresa / bailando el vals. / Quizá fue lo ultimo que hizo / con alguien a quien amó / cuando algún bombardeo / la volvió loca. / Los chiquillos la seguíamos / y en un solar apartado / nos instruíamos / a su alrededor, / Medio desmadejada, / nos mostraba las piernas / y nos daba lecciones / de anatomía. / Nos contó de donde veníamos. / Y que los Reyes de Oriente / no existían. / Ni lobos, ni espíritus. / Nos hablaba del amor / como la cosa más bella / y bonita. / Sin pecados. /Nos enseñó a bailar / y a cantar y a amar. / De eso ella era / la que más sabía. / Con una flor en el pelo / y un pañuelo negro en el cuello / y faldas largas / y un cigarrillo, / fue la burla de los grandes / y la maestra más querida / de los niños. / Hoy, de mayor, comprendo / todo lo que por ti siento / y te lanzo un homenaje / a los cuatro vientos. / Como un recuerdo de infancia / siempre te recordaré / Teresa / bailando el vals».

En el año 2009, Miquel Gil –que no cesa de investigar y de innovar  en al ámbito global de la música y de la canción– montó un nuevo espectáculo "espectacular" junto con Manel Camp Trío y David Pastor (trompeta y productor); del que se grabó el siguiente disco:


En este disco -reflejo del espectáculo al que antes hacía referencia– podemos encontrar una maravillosa mezcla de canciones de muy diversos creadores como Kurt Weill, Piazzolla, Serrat, Pi de la Serra, Joan Baptista Humet, Paolo Conte, Leonard Cohen, Cole Porter o Sting. 

Por último, para concluir el recorrido que vengo haciendo sobre la obra creada y grabada por Miquel Gil, voy a referirme a su último disco titulado "Per marcianes" grabado en el año 2011.


De este disco, os recomiendo escuchar esta hermosísima canción, creada sobre un texto del poeta Vicent Andrés Estellés, titulada "Rosa de paper". Poema que relata la historia de una mujer anónima que deja tras de sí el símbolo de una rosa de papel –un papel que es la poesía–, legándola al pueblo como una consigna de resistencia y transformación.


«Ella tenia una rosa, ⁄ una rosa de paper, ⁄ d’un paper vell de diari, / d’un diari groc del temps. / Ella volia una rosa, / i un dia se la va fer. / Ella tenia una rosa, / una rosa de paper. / Passaren hivern i estiu, / la primavera també, / també passà la tardor, / dies de pluja i de vent. / I ella tenia la rosa, / una rosa de paper. / Va morir qualsevol dia / i l’enterraren després. / Però al carrer on vivia, / però en el poble on visqué, / les mans del poble es passaven / una rosa de paper. / I circulava la rosa, / però molt secretament. / I de mà en mà s’hi passaven / una rosa de paper. / El poble creia altra volta / i ningú no va saber / què tenia aquella rosa, / una rosa de paper. / Fins que un dia d’aquells dies / va manar l’ajuntament / que fos cremada la rosa, / perquè allò no estava bé. / Varen regirar les cases: / la rosa no aparegué. / Va haver interrogatoris; / ningú no en sabia res. / Però, com una consigna, / circula secretament / de mà en mà, per tot el poble, / una rosa de paper».

«Ella tenía una rosa, / una rosa de papel, / de un papel viejo de periódico, / de un diario amarillo por el paso del tiempo. / Ella quería una rosa, / y un día se la hizo. / Ella tenía una rosa, / una rosa de papel. / Pasaron el invierno y y verano, / la primavera también, / también pasó el otoño, / días de lluvia y de viento. / Y ella tenía la rosa, / una rosa de papel. / Murió cualquier día / y la enterraron después. / Pero en la calle donde vivía, / pero en el pueblo donde vivió, / las manos del pueblo se pasaban / una rosa de papel. / Y circulaba la rosa, / pero muy secretamente. / Y de mano en mano se pasaban / una rosa de papel. [...] Hasta que un día de aquellos días / mandó el ayuntamiento / que fuera quemada la rosa, / porque aquello no estaba bien. / Revisaron las casas /y la rosa no apareció. / Hubo interrogatorios; / nadie sabía nada. / Pero, como una consigna, / circula secretamente / de mano en mano, por todo el pueblo, / una rosa de papel». 

2 comentarios:

  1. Me gustaría que le dedicaras también alguna entrada al valenciano paco muñoz,por cierto gran Miquel GiL fantasticos cuelgues

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Admiro muchísimo a Paco y somos buenos amigos... ¡POR SUPUESTO QUE SE LO DEDICARÉ! y varios cuelgues. Le admiro mucho. Un abrazo.

      Eliminar