Páginas vistas en total

miércoles, 24 de julio de 2013

«ESFUMATO» SUMANDO GENIALIDADES. CRÓNICA DE UN CONCIERTO Y DE UNA FASCINACIÓN.

En la crónica de hoy, de entrada, una afirmación: El pasado mes de marzo ENRIQUE AMIGÓ en un concierto que nos ofreció en la Sala Libertad 8, de Madrid, ¡ME DESLUMBRÓ!. Podemos recordarlo pinchando en el siguiente enlace: 


Pués bien, cuatro meses después –concretamente el domingo pasado, también en Libertad 8–, ESFUMATO –o sea, Enrique Amigó con su banda– ¡ME FASCINARON!... ¡Sí, esa es la palabra justa!... Viéndoles y escuchándoles me sentí fascinado...; yo y mi cámara fotográfica –ha sido la primera vez en su vida que se disparó tantas veces, que al final me dijo: "No puedo más, aquí me acabo", no le cabía ni una foto más en su memoria–.

A la salida del concierto, ya en el "metro", me preguntaba sobre cuál podría ser el origen –o el motivo– de esa "fascinación" capaz de superar al "deslumbramiento"...; y enseguida encontré la respuesta: Mi "fascinación" era el resultado, o la consecuencia, de haber participado, durante hora y media, a una suma de genialidades... 

Eso es para mí «ESFUMATO»: UNA SUMA DE GENIALIDADES QUE SE MULTIPLICAN CUANDO SE JUNTAN EN EL ESCENARIO; y eso es lo que hoy me gustaría transmitiros a través de este "cuelgue" en el que predominarán las imágenes.

El espectáculo está a punto de empezar, todo está preparado sobre el minúsculo escenario de la Sala Libertad 8:


Se apagan las luces de la sala, se enciende las del escenario, y aparecen CARLOS MANZANARES, CLARA GONZÁLEZ, ALBERT ANGUELA y ENRIQUE AMIGÓ.

De izquierda a derecha Carlos Manzanares, Clara González,
Albert Anguela
y Enrique Amigó.

Carlos Manzanares –sobre el que después me explayaré– con una especie de batuta flexible y anaranjada con la que moviliza el aire extrayéndole increíbles sonidos –uno de sus juguetes musicales, no sé como llamarlo– marca el punto de partida –"¡ya estamos aquí!"– y se inicia el concierto.

Carlos Manzanares y su primer juguete musical.

Y al ratito, sale JULIO GONZALO  con su saxo... ¡ESFUMATO AL COMPLETO!... Y empieza la "fascinación"...; los genios se ríen...: y la música y las canciones se disparan...; ritmo, belleza, alegría, sonrisas, aplausos, caras de felicidad...; y las cinco genialidades musicales –apiñadas en cuatro metros cuadrados, más o menos– ¡empiezan a multiplicarse!.

ESFUMATO: De izquierda a derecha Carlos Manzanares, Clara González,
Albert Anguela, 
Enrique Amigó y Julio Gonzalo.

Vayamos, uno por uno, con los personajes de ESFUMATO –¡merece la pena conocerlos, y, por supuesto, escucharlos!...

Para empezar ENRIQUE AMIGÓ –primera genialidad–, creador de canciones llenas de imaginación, de emoción, de sentimientos y de finísimas ironías. Un cantautor "puro" –sobrevolando felizmente sobre el mundillo "seudocantantoril" que tanto desprecio y me cabrea–. Enrique, de la misma forma que puede llegar a emocionarte y a divertirte con sus propias canciones, es capaz de sumergirte en el mundo mágico de Lorca musicalizando y adaptando un poema tan complejo como la "Gacela del amor desesperado", o de regalarte unas hermosas y muy personales versiones de canciones míticas como "In a manner of speaking" de Winston Tong, o de "Summertime" de George Gershwin... 

O sea, Enrique Amigó es un creador completo: gran músico, muy buen intérprete –con mucha personalidad–, y con una capacidad literaria imaginativa y versatil, que se traduce en un una utilización  libre y, a la vez, fantástica del lenguaje.

Enrique Amigó.

CARLOS MANZANARES –segunda "sobre-dosis" de genialidad–. El ritmo, la música y la sensibilidad le sale por todas partes –estoy seguro que por las visibles y por las que no se dejan ver–. Se pone a hacer percusiones en en el cajón y sus manos vuelan; y no digamos nada cuando se decide a hacer toda clase de magias sonoras con sus juguetes musicales, o simplemente con unas botellas de cerveza. ¡Boquiabierto me dejó; y a mi cámara loca, loca de contenta!

Carlos Manzanares.
Y ahora le llega el turno a JULIO GONZALO... ¡UF!... Este tipo lleva la genialidad hasta en su rostro –sobre todo cuando sonríe–, y claro la transmite a través de su saxo con toda nitidez... Es, sin duda, uno de los mejores saxofonistas que tenemos en este país... Él, en el concierto del domingo pasado, consiguió ponerle el acento a mi "fascinación"... y poco más voy a decir: ¡Hay que ir a los conciertos y escucharle!; es una recomendación que ya veréis, me la tendréis que agradecérmela.

Julio Gonzalo.
A CLARA GONZÁLEZ no la conocía, y me ha sorprendido. La genialidad que ella le suma al grupo no solamente está en la "calidad-calidez" de su voz, sino en el clima "sonoro-relajante" que le imprime al concierto. Manifiesta, sobre todo, una especial complicidad creativa con Carlos Manzanares y es, sin duda, una presencia muy especial para el grupo.

Clara González.

De ALBERT ANGUELA voy a decir poco porque muy próximamente le voy a dedicar un "cuelgue" en el blog y no quiero adelantarme; lo que está claro es que es uno de esos músicos que yo llamo "de reparto" bueno, bueno, bueno... El día que yo pueda hacer realidad mi sueño sobre "un musical" sobre la "canción de autor" él será sin duda el "bajista" clave de espectáculo... ¡Claro!, ¡si él quiere!

Albert Anguela.

Y en el concierto de domingo –ya podría decirse:"como todos lo días"– en genial MANU CLAVIJO; el cantor-violinista que llegó a Madrid y, poquito a poco, llegó a conquistarnos; una conquista duradera no solamente porque toca el violín maravillosamente, sino porque es una gran persona a la que resulta imposible dejar de admirar y querer. ¡Gracias Manu, de verdad!

Manu Clavijo.
Y nada más, como resumen decir que el domingo pasado ESFUMATO demostró que LA SUMA DE GENIALIDADES –cuando realmente lo son– PUEDEN SER MULTIPLICADAS... Ahora solamente falta que, cuando tengáis la oportunidad, vayáis a sus conciertos, que compréis su ultimo disco "LIMÓN" y que os dejéis fascinar... ¡seguro que lo consiguen!.

"Limón". Último disco de Esfumato.

No hay comentarios:

Publicar un comentario