Páginas vistas en total

lunes, 3 de junio de 2013

"...Y LA PALABRA SE HIZO MÚSICA" EN CALATAYUD - 1: «¡GALOPA CABALLO CUATRALBO, JINETE DEL PUEBLO, AL SOL Y A LA LUNA»

Esta tarde llega a Calatayud la exposición «...Y LA PALABRA SE HIZO MÚSICA»... 

Y la "canción de autor" sigue "galopando"
«Galopa caballo cuatralbo, jinete del pueblo, al sol y a la luna».

Mañana se inaugurará en el Centro Asociado de la UNED.

En la fotografía utilizada para el cartel de la exposición aparecen:
Enrique Tierno Galván, Emilio Gastón –Justicia de Aragón entre 1988 a 1993–
y José Antonio Labordeta, en un mitin celebrado en la plaza de toros de
Zaragoza, con motivo de las elecciones democráticas celebradas en junio de 1977.

Este es el texto que he escrito para presentar esta muestra que lleva ya varios años viajando por Latinoamérica y España:


«Allá, a mediados de los años cincuenta, Blas de Otero, advirtiendo que la imprenta se había convertido, de pronto, en aguacil que emprisionaba las palabras entre rejas de líneas, afirmó con rotundidad: «La palabra necesita respiro..., porque el poeta es un juglar o no es nada».

Frente a aquella afirmación –compartida por otros muchos poetas de la época–, en aquellos mismos años, surgió una generación de jóvenes creadores, españoles y latinoamericanos –apasionados amantes de la poesía y de la libertad–, que decidieron tomar los versos de nuestros más grandes poetas –y los suyo propios– para echarlos a volar por las calles en forma de canción, y conseguir, así, que la gente –eso que se llama el pueblo– pudiera encontrarse con ellos y disfrutarlos.

Hecho o acontecimiento del que el poeta Jesús López Pacheco se hacía eco, en 1986, diciendo: «Hoy los cantantes han recogido la vihuela de los trovadores y han venido a liberar la poesía. A fuerza de música y de voces –jóvenes y hermosas–, sacan a los poetas a la calle, y los sacan más vivos, como resucitados –algunos– por la guitarra».

Han pasado los años, y aquella palabra hecha música –que es la llamada “canción de autor”– se ha multiplicado, y ha llegado a convertirse en un nuevo género musical y poético de extraordinaria importancia artística, social y cultural; género en el que se ensamblaron músicos y poetas, y al que, solidariamente, se unieron un gran número de artistas plásticos que crearon y ofrecieron sus obras para ilustrar –en las carpetas de los discos– aquel canto rebelde y esperanzado.

A todos aquellos poetas, músicos, intérpretes y artistas plásticos que hicieron posible, en España y Latinoamérica, que la palabra se hiciera música, les rendimos ahora nuestro homenaje a través de esta exposición en la que recogemos una reducida, y, a la vez, significativa muestra de su presencia y de sus latidos; latidos esperanzados y solidarios –canciones del alma– que siempre acudieron a nosotros confidenciándonos, en el fondo, lo mismo que dijo Fito Páez en una de sus canciones: «¿Quién dijo que todo está perdido? Yo vengo a ofrecer mi corazón».




La exposición se clausurará el día 20 de junio a las 20:00 con un concierto de MARÍA JOSÉ HERNÁNDEZ que se celebrará en el Salon de Actos de la UNED.


En próximos "cuelgues" iré haciendo una serie de crónicas de la exposición: su llegada a Calatayud –esta tarde–, el montaje que lo realizaremos mañana por la mañana, y la inauguración... De momento lo que puedo deciros es que estoy muy contento...

¡NUESTRA CANCIÓN DE AUTOR GALOPA, 
VUELA, Y SIGUE VIVA!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario