Páginas vistas en total

domingo, 27 de enero de 2013

¡MALDITAS GUERRAS Y MALDITAS ARMAS! 100 + 100 + 62 - «DE FORGES A GILA POR LA PAZ»

Ayer, sábado, en el diario EL PAÍS se publicó la siguiente fotografía y la información que le acompaña:


Las tropas avanzan hacia el norte de Malí
La ONU pide ayuda urgente para los 400.000 refugiados de la guerra.

«Tras un año de conflicto y dos semanas de guerra en Malí, más de 400.000 personas se han visto forzadas a dejar sus casas y a buscar refugio en otros lugares. ACNUR, la oficina de la ONU encargada de los refugiados, reclamó ayuda urgente y afirmó que hay 240.000 desplazados en el interior (50.000 de ellos en Bamako) y 150.000 en países del Sahel (Níger, Burkina Faso, Mauritania), una de las zonas más pobres del mundo. Los desplazados que cruzan las fronteras denuncian el secuestro de niños para alistarlos en las filas rebeldes y la confiscación de vehículos, lo que obliga a los refugiados a recorrer grandes distancias a pie o en burro».

Se trata, evidentemente, de una imagen y de una información que se repite constantemente en todos los medios de comunicación, pero que cada vez que me encuentro con ellas –y es a diario– se me rompe el alma. La guerra, la violencia y la desgarradora experiencia de los refugiados son, sin lugar a duda, las realidades y los dramas sociales y humanos que más daño me hacen y frente a los que nunca dejaré de revelarme con este mismo grito "desgarrao" que Forges escribió en una de sus viñetas publicada, también en el diario EL PAÍS, el 22 de marzo de 2011.




El mismo día que vi y leí la viñeta de Forges decidí colgarla en este mismo blog, y, a partir de ahí, iniciar estos cuelgues a los que llamo genéricamente "Malditas guerras"; cuelgues que hoy ya alcanzan el número 262. Aquel primer "cuelgue" fue el siguiente:


Hoy compruebo que las guerras continúan, que la fabricación de armas es imparable y que cada día aumenta el número de refugiados... ¡Es como si todo esto nunca fuera a llegar a su fin!

Ante esa realidad yo también continuo aquí defendiendo el derecho a la paz...; ¡no me rindo! y vuelvo a gritarlo, y seguiré haciéndolo el tiempo que sea necesario, y mientras que la vida me regale el don de poder vivirla: ¡¡¡¡MALDITAS GUERRAS!!!!

Y reconociendo y aplaudiendo el compromiso y la sensibilidad de Antonio Fraguas de Pablo "Forges", voy a retomar –con toda mi admiración– el antibelicismo de otro gran humorista: Miguel GILA Cuesta, fallecido en 2001. 

Gila, con un magnífico, directo y popular surrealismo, se manifestó toda su vida contra la guerra y contra las armas; y lo hizo con un humor muy inteligente y absolutamente demoledor de la violencia... 

Aquí os dejo algunos de sus inolvidables y siempre actuales testimonios:




No hay comentarios:

Publicar un comentario