Páginas vistas en total

domingo, 27 de mayo de 2012

¡MALDITAS GUERRAS 100 + 100 + 52! - LO SIENTO... ¡YA NO PUEDO MÁS!

Esta mañana la prensa me ha despertado con una noticia y con una imagen que quisiera ignorar y que no me gustaría colgarla en el blog... ¡es demasiado dolorosa!... ¡demasiado desgarradora!... ¡tremendamente cruel!...  He pensado mucho si colgarla o no, y finalmente me he decido a hacerlo...; me he decidido a hacerle frente a la realidad y ¡compartir el dolor y el desgarro!... y gritar: ¡YA NO PUEDO MÁS!, ¡de verdad! ¡NO PUEDO RESISTIRLO!... ¡QUE MIERDA Y QUE ASCO DE GUERRAS Y DE VIOLENCIAS!

La ONU confirma una matanza con al menos 
92 muertos en Siria.

«La ONU ha denunciado la matanza de al menos 92 personas en la ciudad siria de Hula. Los observadores de Naciones Unidas se desplazaron ayer hasta la ciudad del centro del país (provincia de Homs) y allí, han visto 32 cadáveres de niños menores de 10 años y más de 60 de adultos».


Contemplando esta imagen y, lo confieso, inundados mis ojos de lágrimas... me ha venido a la memoria este poema de NAZIM HIKMET –poeta turco fallecido en 1963– que interpretó el grupo Aguaviva en su disco "Apocalipsis" (1971).

«Su madre
me dio un hijo.
Un hijo rubio, sin cejas.
Una bola de luz
hundida
en sus pañales azules.
Tres kilos pesa solamente.

Cuando mi hijo nació
otros hijos nacieron en Corea.
Eran semejantes a los girasoles.
Mac Arthur los ha segado.
Se fueron, hambrientos aún
de leche materna.

Cuando mi hijo nació
otros hijos vinieron al mundo
en las cárceles de Grecia.
Sus padres fueron fusilados,
y como si fuera lo primero
que se ha de contemplar en la tierra,
vieron rejas.

Cuando mi hijo nació
otros hijos nacieron en Anatolia.
Eran niños de ojos negros,
ojos azules,
ojos castaños.
Niños aún
estaban llenos de piojos.
Quién sabe cuántos de ellos
milagrosamente
sobrevivirán.

Cuando mi hijo nació
otros hijos nacieron en los paraísos más grandes del mundo.
En seguida fueron felices.
Cuando mi hijo tenga mi edad
ya no estaré en este mundo.

Pero ese mundo habrá de ser
como una cuna soberbia.
Una cuna que mecerá
en sus pañales de seda azul
a todos los niños
negros
amarillos
blancos».
("El nacimiento")

Yo tengo cuatro hijos,
cuando mis hijos tengan mi edad
yo no estaré en este mundo.
Pero este mundo habrá de ser 
como un cuna soberbia
que mecerá a todos lo niños del mundo.
¡OJALÁ!



¡¡¡¡¡MALDITAS GUERRAS!!!!!

2 comentarios:

  1. Hiciste bien en ponerla por muy dolorosa que sea para que podamos unirnos a tu llanto (en este momento las lágrimas son la primera reacción a esta imagen),y podamos unirnos a tu grito....
    fuerte, alto!!!!
    ¡MALDITAS GUERRAS!!!!!!!!!!!
    El sentimiento que me queda ahora es la rabia (impotencia)
    "...la rabia imperio asesino de niños,
    la rabia se me ha podrido el cariño,
    la rabia madre por dios tengo frío,
    la rabia es mío —eso es mío, sólo mío—,
    la rabia bebo pero no me mojo,
    la rabia miedo a perder el manojo,
    la rabia hijo zapato de tierra,
    la rabia dame o te hago la guerra,
    la rabia todo tiene su momento,
    la rabia el grito se lo lleva el viento,
    la rabia el oro sobre la conciencia,
    la rabia —coño— paciencia paciencia....."

    ResponderEliminar
  2. Y mientras tanto nuestro infame gobierno aprobando medidas como esta que daba a conocer el viernes mismo, y que leíamos en la prensa (eso sí, convenientemente mezclada con muchas otras, para que se pasara de puntillas sobre ella y no se le prestara demasiada atención, que ya sabemos cómo se las gastan los muy sinvergüenzas para estas cosas):

    "Junto a esta medida, el Ejecutivo también ha modificado la normativa para dar apoyo a las empresas que venden armas a otros países para que tengan el aval del Estado y una línea de crédito de 500 millones del ICO para abonar facturas pendientes en el exterior."

    ¿Tendrá algo que ver con este apoyo a la aberrante industria armamentística el hecho de que nuestro actual Ministro de Defensa (sigh) proceda de dicha industria, y probablemente vaya a volver a ella cuando abandone la política?

    No pueden dar más asco...

    ResponderEliminar