Páginas vistas en total

jueves, 1 de marzo de 2012

¡GRACIAS!... ¡ADELANTE!... Y NUEVOS PROYECTOS EN MARCHA

Hoy, si me lo permitís, en este primer "cuelgue" del día, quiero expresar mi agradecimiento a las muy numerosas personas –españolas y latinoamericanas– que ayer nos expresaron su apoyo y su solidaridad en la puesta en marcha del soñado Centro de Documentación de la Canción de Autor; un Centro que como decían ayer Igancio LoboBernardo Fuster «ya no hay quien lo pare»; y que, efectivamente, va a poder ser posible gracias a todas las personas que libre e independientemente están dispuestas a ayudarnos para su puesta en marcha.  

«¡Revuela amigo! –me decía ayer Gustavo Sierra, responsable del blog "La zamarra de Gustavo"– los que estamos contigo somos tus alas».


«Hay que seguir con el proyecto, hay que hacerlo realidad, debemos remar juntos para evitar que naufrague, y me tienes para esa tarea a tu lado» –escribía Julio Hernández impulsor de la preciosa y estimulante iniciativa "Música por la Voluntad".


Alejandro Romano, director de "El templo de las Borracheras", desde Argentina nos dice: «Aquí estamos, apoyando desde el otro lado del charco para lo que necesites. A no aflojar y a darle para adelante, aquí hay un dicho que dice "Cuando la soga viene llena de mierda, hay que agarrarla con los dientes", y este es el caso, el ayuntamiento da la espalda, pues bien a seguir con más fuerza adelante».


«Siempre adelante con la ilusión –escribía ayer en el blog Paco Gutierrez–, más aún tratándose e un proyecto tan estupendo. Patas no le van a faltar a esa mesa para sostenerla».


«¡Claro que sí!, adelante, y siempre adelante –nos anima Fernando Lobo–, con la "i" de "ilusión y también de "imaginación" para salvar los obstáculos. Sabes que no estás solo en esto y que somos un montón los que estamos contigo para lo que haga falta. Día a día vas tejiendo una red de complicidades muy hermosas que no va a parar de crecer y luchar por todo aquello que la canción se merece».

Alicia Albarrán, fotógrafa sevillana comentaba ayer:  «Tu cuelgue me ha hecho reflexionar sobre la ilusión y sobre los muros que hay siempre que superar para conseguir nuestros sueños, pero todo se consigue si lo hacemos con corazón, y estoy segura de que ese Centro de Canción de Autor será realidad. Ya sabes que tienes mis manos para ello».


«Lo vamos a conseguir Fernando. Lo vamos a conseguir. Estoy seguro. –escribe Manuel Cuesta–. Cuentas con buenos amigos que te ayudarán a lograr ese sueño común. Cuentas conmigo. Ánimo. Este sólo ha sido el segundo asalto».



Juan Miguel Morales, desde su estudio de Barcelona dice: «Estoy, por supuesto y sin lugar a dudas, contigo, con ese proyecto importante y necesario que si, o si, ha de salir para adelante. Tienes mi energía para empujar y tienes mis manos para trabajar».

Podría recoger aquí otros muchos testimonios de esperanza y de apoyo recibidos ayer, pero no es necesario; uno por uno fueron poniéndonos el «"punto sobre la "i"»; la "i" de la "ilusión" y, como dice Fernando Lobo, de la "imaginación"; y ayer mismo por la tarde Pascual Cantero "Muerdo", y yo, nos pusimos a trabajar pensando en el futuro inmediato de un posible Centro de Documentación de carácter indipendiente y autogestionado.

El resultado de ese trabajo está siendo, y va a ser, el mantenimiento de los "conciertos" ya planificados anteriormente para los días 17 de abril y 15 de mayo –aunque con unas características distintas, que pronto anunciaremos–; y la celebración, en el mes de junio, de unas JORNADAS o ENCUENTROS SOBRE "CANCIÓN DE AUTOR" –a las que llamaremos "Volad, canciones, volad"–, en las que durante una semana celebraremos conferencias, debates, mesas redondas, micros abiertos, cursos, exposiciones y un gran concierto que tendrá lugar el 12 de junio, en la Sala Galileo, de Madrid. 

A partir ahí, el Centro de Documentación de la Canción de Autor se podrá en marcha contando, por supuesto, con la participación y la colaboración de todos los creadores y seguidores de la "canción de autor" a los que les interese, les atraiga y les entusiasme el proyecto. (Ya estudiaremos que soporte "legal" u "oficial" le daremos... ¿asociación? ¿fundación?... ¡y veremos!, de momento es lo menos importante...; eso sí, sea como sea, deberá ser un proyecto con total y absoluta independencia).

Finalmente, para concluir este "cuelgue" –el primero de la "nueva «i»"– vamos a evocar unos versos del poema «Cançó de camí», de Mª Mercé Marçal que Marina Rossell canta en su disco "Bruixes i maduixes"(1980); poema canción que bien podría convertirse en el hermoso himno de nuestras convicciones, de nuestras ilusiones y de nuestros sueños compartidos.

Dibujo de Alfredo González.

«¿Quieres subir a mi barca? / Hay violetas a montones! /Iremos lejos... / y seremos dos y seremos tres. / Venid, venid a nuestra barca, / las velas altas, el cielo abierto. / Habrá remos para todos los brazos... / Sí, seremos veinte, seremos cuarenta / con la luna por estandarte... / Por todas partes se extenderá la vida / como una danza vegetal. / En la piel salada de la ola / seremos quinientos, seremos mil. / Perderemos la cuenta a envites de luna / y juntos poseeremos la noche».

«Vols venir a la meva barca? / Hi ha violetes, a desdir! / anirem lluny... / i serem dues, serem tres. / Veniu, veniu, a la nostra barca, / les veles altes, el cel obert. / Hi haurà rems per a tots els braços... / I serem vint, serem quaranta, / amb la lluna per estendard... / Arreu s'escamparà la vida / com una dansa vegetal. / Dins la pell de l'ona salada / serem cinc-centes, serem mil. / Perdrem el compte a la tombada. / Juntes farem nostra la nit».

2 comentarios:

  1. Cuando te felicité por tu cumpleaños te noté un poquito desanimado ahora entiendo el por qué. Me alegra que ya estés repuesto cabalgando de nuevo en el caballo del entusiasmo, ya sabes que puedes contar conmigo(por cierto me tienes que dar de nuevo tu dirección, la he perdido desastre que es uno, que tengo que mandarte unos discos para ese Centro de documentación que creo que te van a interesar).
    Un fuerte abrazo y adelante, siempre adelante.

    ResponderEliminar
  2. Las manos del sueño siempre traen un sueño de la mano.

    ResponderEliminar