Páginas vistas en total

domingo, 16 de octubre de 2011

¡MALDITAS GUERRAS! - 100 + 97

Lo decía ayer y vuelvo a repetirlo, me siento absolutamente unido al movimiento del 15M y a su espíritu; cada día, cuando me despierto se me entrecruzan en el alma dos sentimientos...; uno de gratitud a la vida –como el de Violeta– simplemente porque puedo vivir con cierta dignidad...; y otro de indignación por la vida tan miserable –que no es vida– que tienen que soportar en el mundo millones y millones de personas.
Es desde esa confluencia de sentimientos desde donde me gustaría que en las manifestaciones de los indignados sonaran con la misma fuerza los gritos contra los bancos, los políticos y los recortes económicos, y los gritos, por ejemplo, contra las guerras, contra los gastos en armamentos, contra los ejércitos, o, en concreto, los gritos en defensa –de protección y súplica de ayuda eficaz– hacia los más de 500.000 refugiados que en este momento padecen hambre y desatención sanitaria en Dadaab.

Copio un texto tomado de "eldiariomontañés.es":

«Imaginen una ciudad con la misma población que Murcia, con casi 450.000 personas. Ahora resten a esa imagen la posibilidad de resguardarse del frío en una vivienda, de poder llevarse cada día algo caliente a la boca, de tener un vaso de agua corriente con el que calmar la sed... Y sumen: ver cada día cómo un niño muere a su lado, cómo hienas hambrientas devoran a una de las miles de personas que aguardan en mitad del desierto para entrar en la 'ciudad', la incertidumbre al acostarse de que esa noche puede ser la última. Y tendrán el resultado.

Casi medio millón de personas se amontonan en Dadaab.
La mayoría, en chozas hechas con palos y andrajos.
Bienvenidos a Dadaab, la capital mundial de la miseria, el campamento de refugiados más grande del planeta. La ciudad ideada hace veinte años para acoger a 90.000 personas y en la que hoy malviven medio millón de almas en pena en mitad del rojizo desierto de Kenia».

YO SOY UN INDIGNADO QUE LES GRITA, Y LES SUPLICA, 
A LOS BANQUEROS,  A LOS CAPITALISTAS, 
Y A LOS POLÍTICOS DE TODO EL MUNDO 
QUE HAGAN TODO LO POSIBLE, Y LO IMPOSIBLE, 
POR PONERLE FIN AL DRAMA DESGARRADOR Y CRUEL 
DE LAS GUERRAS Y DE LOS REFUGIADOS QUE 
ESAS MALDITAS GUERRAS GENERAN.

No hay comentarios:

Publicar un comentario