Páginas vistas en total

jueves, 14 de julio de 2011

ISMAEL SERRANO VI - "UN ARCO IRIS PARA LA ESPERANZA"


Al plantearme este sexto y último "cuelgue" –por el momento–, sobre la obra de ISMAEL SERRANO, he pensado titularlo "Un arco iris para la esperanza". Me explico: 

Quiero destacar, tomando el "arco iris" como referencia simbólica, dos de las cualidades que más admiro en Ismael: en primer lugar, su sensibilidad para captar la realidad, y, en particular, el desarraigo, el sufrimiento, la soledad, e incluso la desesperanza  que experimentan algunos de los seres humanos que habitan en su entorno; y, en segundo lugar, su capacidad para interiorizar esa realidad con una gran ternura, y para aliviarla –en la medida de sus posibilidades– derramando y contagiando esperanzas con su palabra, con su música, y –de la fusión de ambas– con sus canciones.

Antes, sin embargo, –y aunque sea brevemente– completaré su itinerario discográfico. 

En el año 2007, Ismael grabó y publicó su nuevo disco titulado "Sueños de un hombre despierto", obra genéricamente inspirada en aquello que en cierta ocasión dijo el bueno de Aristóteles: «La esperanza es el sueño de los hombres despiertos». En esa línea de pensamiento, Ismael desarrolla, con sus canciones, unos ideales, o principios, que son esenciales en estos tiempos que corren: La reivindicación de la capacidad y el derecho que tenemos las personas a soñar; el deber y la responsabilidad que tenemos de construir un mundo mejor; y la reafirmación del clamor de que, a pesar de todo, "otro mundo es posible", clamor que felizmente va adquiriendo dimensiones pleni-planetarias.


Al año siguiente, Ismael publicó el CD titulado "Un lugar soñado", disco grabado en directo en el Teatro Gran Rex, de Buenos Aires, en el que incorporó una magnífica versión de la canción "Como la cigarra", de María Elena Walsh; y, más recientemente, en 2010, nos ofreció "Acuérdate de vivir", que como su propio nombre indica no es ni más, ni menos, que un alegato a la VIDA y a la responsabilidad que todos compartimos de vivir; vivir afrontando, por supuesto, las dificultades y los problemas que se nos presenten, y amparándonos y hermanándonos –porque es imprescindible– en el principio de la solidaridad.


Podría hablar ahora también de un montón de datos e informaciones relacionadas con Ismael Serrano: La creación de su propio sello discográfico –"Pequod Comapañía Disquera"–; la dirección y grabación del disco "Hecho de Nubes" –en homenaje a Pablo Guerrero–; sus artículos periodísticos; sus colaboraciones con otros artistas –Manuel Cuesta, Andrés Molina, Javier Bergia, Pedro Guerra, Pablo Guerrero, Marwan, Los Chicos, Luar na Lubre...–; sus premios y discos de oro y de platino; su giras internacionales –sobre todo, por su Latinoamérica del alma–; la grabación en Buenos Aires del largometraje "Luna en Leo";... y muchas cosas más. Pero –y vuelvo al principio–  hoy quiero centrarme en lo que antes llamaba "Su arco iris para la esperanza"

He seleccionado siete canciones –podrían haber sido otras...; ¡hay donde elegir!– inspirándome en el simbolismo colorista y esperanzador del arco iris; siete canciones que nos dan el tono y la medida de la humanidad, de la solidaridad y de la ternura de este hombretón amigo que responde al nombre de Ismael Serrano.


"LUCES ERRANTES"
A los niños refugiados de Gaza. (2010).

«Un muchacho vuela una cometa 
sobre una ciudad acorralada. 
Sobre el muro su figura juega 
a pintar cien mil palomas blancas [...]
Mírame: existo, 
sueño y respiro, 
aunque algo cansado. 
Llevaré hasta tu casa 
ramas de olivo en mis manos.
Futuro aplazado,
duro camino del refugiado». 


"PODRIA SER"
A los hombres y mujeres que sufren el zarpazo del paro. (2010)

«Ella sonreirá, "saldremos adelante". 
A pesar del tiempo sigue siendo bella. 
La miro y recuerdo. No siempre los planes 
salen como sueñas, eternas promesas. 
Estoy cansado de tropezar siempre, 
del “ya le llamaremos”. 
Quizá mañana cambie nuestra suerte 
y acabe este invierno. [...]
Podría ser jardinero en Marte, 
médico de flores, poeta ambulante 
deshollinador volando en tejados, 
probador de espejos o un pirata honrado. 
Quisiera ser hombre al fin al cabo».







"NANA PARA UN NIÑO INDÍGENA" 
(2007)

«Esta canción –dice Ismael– trata de mecer el sueño de un niño indígena, porque ese sueño custodia su futuro, nuestro futuro, puesto que el respeto a los derechos y a la tradición de los pueblos originarios representará un avance en la lucha por la dignidad de todos los seres humanos».

«Duerme mi cielo, 
mi niño eterno, dueño del mundo, 
mi corazón. 
Despertarás y habrá acabado la larga noche 
y su terror. 
Vendrá la luz y el amanecer posará en tus labios 
la esperanza que sueñan los pueblos originarios».



"ZAMBA DEL EMIGRANTE" 
Zamba inspirada en Zitarrosa, cantada con Mercedes Sosa y 
y solidaria con los hombres y las mujeres que se ven forzadas a la emigración. (2007).

«Tengo que partir, mi corazón, 
antes que yo otros se fueron. 
Todos saben que las aves migratorias 
siempre encuentran el camino de regreso. 

No llores más, mi corazón, 
que yo no busco el olvido. 
Sólo busco futuro y horizonte, 
el faro que orienta al naufrago perdido».


"ELEGÍA"


Homenaje a esos parias nacidos en el extrarradio, carne de cañón desde que nacen,
condenados desde su nacimiento a ser herida de barrio marginal. (2004).


«Hoy en los suburbios celestes [...]
tocan trompetas divinas
una canción de los Chichos.
Libre, libre quiero ser,
Quiero ser, quiero ser libre»




"LA MUJER MÁS VIEJA DEL MUNDO"
(1997).

«La mujer más vieja del mundo
vende paz, espera de pie en lo oscuro [...]
Flor nocturna, no quiero darte mi pena,
ni mostrate mi piedad, no quiero compadecerla.
Puta proletaria, con permiso sólo quiero
un saludo solidario, presentarte mis respetos».




"A LAS MADRES DE MAYO"
1998

«Dile a las madres que en algún lado,
donde hace falta, seguimos luchando.
Madre, tu hijo no ha desaparecido.
Madre, que yo lo encontré andando contigo.
Lo veo en tus ojos, lo oigo en tu boca,
y en cada gesto tuyo me nombra.
Lo veo en mis luchas y me acompaña
entre las llamas de cada nueva batalla.
Guía mis manos sus manos fuertes,
hacia el futuro, hasta la victoria siempre».

3 comentarios:

  1. Esta entrada me fascinó!!!El arco iris tiene mucho que ver...
    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  2. Me encanta Ismael Serrano!! Buenísimo este cuelgue!! Muy bonito!!

    ResponderEliminar
  3. Agradecido. Grande Serrano, muy grande.

    ResponderEliminar