Páginas vistas en total

lunes, 7 de marzo de 2011

SANTIAGO GÓMEZ VALVERDE. Dos magníficos discos imprescindibles para los amantes de la canción y de la literatura

A mediados de 2009, a punto de entregar a la imprenta mi libro "MIGUEL HERNÁNDEZ. ¡DEJADME LA ESPERANZA!" –en el que recogí toda la poesía de Miguel que había sido musicalizada y cantada– descubrí que se había editado un disco de "nanas" en el que Jesús Márquez cantaba "Con dos años, dos flores", poema de Miguel Hernández publicado en su libro "Cancionero y Romacero de Ausencias".

Inmediatamente paré la entrega del libro y me lancé a la búsqueda de ese disco –que, por cierto, había sido editado en 2007... «¡y yo sin enterarme!»–; me informaron de que había sido publicado por Exlibris Ediciones y se lo solicité a la editora directamente, porque no encontré, por todo Madrid, donde comprarlo –problema que cada día es más común y cotidiano–. El disco se titula: "Nanas para un niño recién nacido".


Cuando tuve, por fin, el disco en mis manos, y pude escucharlo, me quedé sorprendido, por las canciones que contenía, por sus intérpretes y, sobre todo, por el director del proyecto y musicalizador de todos sus textos: Santiago Gómez Valverde, poeta y compositor al que aprecio y admiro hace tiempo.

En concreto, el disco "Nanas para un niño recién nacido" se compone de los siguientes temas:

PACO SANZ interpreta "Ninghe, ninghe, ninghe, tan chiquito", de Ildefonso Pereda Valverde; "¿Qué, primero un cuento?", de Germán Berdiales; y "El que está en la puerta que non entre agora" canción compueta sobre un tema popular.

LAURA GRANADOS nos ofrece "La berceusa Julia", de José Agustín Goytisolo; y "A la nana, niño del caballo grande", de Federico García Lorca. Dos interpretaciones sorprendentemente hermosas.

PACO ORTEGA canta "Duerme, mi niño con todo y tambache", del folclore boliviano; y "Nana de la noche" con texto y música de Santiago Gómez Valverde.

ISABEL MONTERO, con su voz prodigiosa, interpreta "Luz caminante", de Luis Rosales; y "La madre ha logrado dormir a su hijito", de Baldomero Fernández Moreno.


• ANTONIO HIGUERO, ¡mágnifico!, canta "Pajarillo que cantas en la laguna", tema popular; y "Nana para un niño recién nacido", con texto y música de Santiago Gómez Valverde.

• Y JESÚS MÁRQUEZ interpreta "Con dos años, dos flores", de Miguel Hernández; "La cuna de mi niño se mece sola" y "Señora Santa Ana, ¿por qué llora el niño?", temas populares.

En resumen un preciosísimo disco sobre el que incidiré en un próximo "cuelgue" que me gustaría dedicar a las "nanas" como expresiones musicales tremendamente relacionadas con la canción social y con temas tan claves como la capacidad de soñar y el valor de la esperanza.

Pocos meses después, y en circunstancias bastante parecidas, me encontré con este otro disco igualmente proyectado y dirigido por Santiago Gómez Valverde:



En este caso, me tuve que descargar el disco por internet –por supuesto pagando– pero teniendo que renunciar al disco-objeto con su libreto corrrespondiente que, en este caso, es muy bello.

Esta segunda propuesta musical y poética pensada, dirigida y musicalizada por Santiago Gómez, y producida por Paco Ortega, es una segunda joya discográfica totalmente recomendable.

En ella intervienen cantando Jesús Márquez, Isabel Montero, Paco Ortega, Laura Granados, Antonio Higuero y Paula Chantada; y recitando poemas: Félix Grande, Ana Bautista, Juan Carlos Mestre, Andrés Trapiello, y Lui Alberto de Cuenca.

Una obra inigualable que contiene cantos y recitados de hemosísimos textos como: "Soneto V", de Garcilaso de la Vega; "Por una senda", de Miguel Hernández; "Margarita", de Rubén Darío; "Una gotera", de Félix Grande; "Vida", de José Hierro; "Alguien", de Mario Benedetti; "Porque estoy un poco triste", de Blas de Otero; "Luz de mediodía", de Amalia Bautista; "Adolescencia", de Juan Ramón Jiménez; "Romance de la luna, luna", de Federico García Lorca; "Retrato de familia", de Juan Carlos Mestre; "Canto negro", de Nicolás Guillén; "Recuerdo infantil" de Antonio Machado; "Manos de jardinera", de Andrés Trapiello; "Las madres", de Gabriel Celaya; y "Abre todas las puertas", de Luis Alberto de Cuenca.


Jesús Márquez, Isabel Montero, Paco Ortega, Laura Granados,
Antonio Higuero
y Paula Chantada. (Fotografías de Miguel Martínez).



Finalmente, para concluir esta reseña, agradecer, en primer lugar, el magnífico trabajo que viene desarrollando SANTIAGO GÓMEZ VALVERDE en defensa de la poesía y de la música como lenguajes hermanos y complementarios; y, en segundo lugar, hacer una pequeña reflexión: Hay que estar atentos a proyectos y creaciones como las que hoy he presentado..., a veces nos pasan desapercibidas y es una pena, porque si damos con ellas, y las disfrutamos, pueden producirnos gratificaciones estéticas, éticas y sensoriales que merecen la pena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario