Páginas vistas en total

martes, 8 de febrero de 2011

CARÁTULAS CON HISTORIA. Un disco solidario... ¡Un grito contra la pena de muerte y la violencia!

El disco que traigo hoy a esta sección del blog se editó a finales de 1974 en Francia, y es uno de los discos del exilio más difíciles de encontrar. El número de ejemplares que se editaron fue muy pequeño y en su día se convirtió en un disco muy perseguido; a mí, concretamente, me lo requisaron dos veces en la frontera de Irún; finalmente pude pasarlo de Francia, en 1975, escondido debajo de una de las "alfombrillas" del coche de un anciano pescador que vivía en Hendaya –con el que muchas tardes compartí "atardecidas de caña y espera" en el espigón de Hondarribia– y que cruzaba a diario la frontera para comprar en el mercado de Irún. 

He de confesar –"mea culpa"– que el anciano desconocía que cargaba con aquel disco, pero yo confiaba, como así fue, que en aquella ocasión todo marcharía bien sobre todo por la cara de "buena gente" de mi amigo francés y por la simpatía que siempre derrochaba con la policía de control que le conocía perfectamente... Por supuesto nada más pasar la frontera le conté lo que llevábamos debajo de la "alfombrilla"; primero se enfadó un poco, pero luego me dijo: "La próxima vez que hagas una barbaridad así al menos me avisas"... Fijaron en esa expresión, pasar un disco de Francia a España el verano de 1975, era una "peligrosa barbaridad"


En la cubierta de este disco –publicado por Editorial Des Femmes, Production Droug– como podéis observar, aparecía la reproducción de un fragmento, en blanco y negro, de la obra "Los fusilamientos del 3 de mayo", de Francisco de Goya, y, sobre ella, como título: "Contra la muerte. Espagne en marche". En la contracubierta, el contenido ideológico y solidario del LP se concretaba diciendo: "Solidarite avec les peuples d'Espagne. Peuble qui chante ne meurt jamais" ("Solidaridad con los pueblos de España. Pueblo que canta no morirá jamás").

El dísco recogía ocho canciones: 

Imanol Larzabal
"Imanol" Larzabal –fallecido en 2004– cantaba "Burgos 70", sobre un texto de Gabriel Aresti; y "Martillo Pilón", canción interpreta en castellano: «Somos los hombres / que la historia olvida, / aquellos a quien nadie representa, / los que el mundo / en sus libros no comenta [...]. / Pero escuchad: / la clase enflaquecida, / los parias de la historia / y de la renta / no dan aún la guerra / por perdida». 

Elisa Serna, con el seudónimo de María Burruca, cantaba los temas: "Saeta" y "Carmona", canción dedicada a la gran manifestación que se produjo en Carmona (Sevilla), el 1 de agosto de 1974, en señal de protesta por la falta de agua, y a su disolución a tiros, por parte de la Guardia Civil; tiroteo que causo varios heridos y la muerte de un ciudadano llamado Miguel Roldán Zafra.

Michel Arbatz, cantante francés, intervino en el disco con dos temas: "Etranges corridas" "Salvador Puig Antich", anarquista catalán condenado a muerte y ejecutado, mediante garrote vil, el mismo año en que se editó el disco.

Elisa Serna

Completaban la grabación dos textos recitados: "La ballade de la mort d'Alfonso Sastre" y "Lettre de prison d'Eva Forest", fragmento del libro "Diario y cartas desde la cárcel", obra de la escritora Eva Forest, publicada en París.

A la vista del contenido de este disco se ponen en evidencia dos realidades: por una parte el clima de violencia de Estado que se respiraba en España en los últimos años del franquismo; y, por otra, la dura persecución ejercida por el poder contra cualquier medio de expresión –como este disco "Contra la muerte"– que denunciara y condenara la pena de muerte, o la violencia generada por la actividad represiva ejercida en aquel momento por la policía o la guardia civil.

He de decir, para concluir. que al traer al blog recuerdos y discos como éste. no intento, bajo ningún concepto remover la "mierda" del pasada para ensañarme ella. Todo lo contrario, como le comentaba ayer a Rubén Buren lo que pretendo es reivindicar y fortalecer la memoria contra el olvido porque estoy convencido –radicalmente convencido– de que la memoria simpre nos puede abrir horizontes de esperanza para construir y vivir un futuro cada vez mucho más digno.

9 comentarios:

  1. Creo que ni siquiera aquel que no te conozca puede pensar que "remueves la mierda". No hay nada malo en hablar de las cosas que pasaban, es más, conviene. No voy a ser yo el que te diga a estas alturas qué tipo de personas dicen esas cosas, que a mí también me visitan (sólo que yo ejerzo mi derecho de admisión).
    Por otro lado, vi en tu libro una fotografía de este disco en el que sí aparecen en la portada los nombres de Elisa como Elisa e Imanol. ¿Se llegó a reeditar aquí o era todavía una edición francesa?

    ResponderEliminar
  2. Gustavo, creo que este disco solamente lo puse en mi libro CRONICA CANTANDA DE LOS SILENCIOS ROTOS, y citaba, a pie de imagen, solamente a Elisa y a Imanol. Lo que sí estoy seguro es de que no se ha hecho ninguna edición en España.

    Otra cosa, la letra de "Martillo Pilón" lo copié de tu blog; sobre esta canción tengo una duda: Imanol la cantó en su disco HERRIAK EZ DU BARKATUKO (1975), en los créditos de "Martillo Pilón" aparece como autor de la letra "Somorrostro"; en el disco CONTRA LA MUERTE el autor de la letra de esa misma canción dice que es un minero vasco, pero lo que sí parece cierto es que no es de Aresti. ¿Sabes tú alto de esto? ¡Es pura curiosidad!

    ResponderEliminar
  3. Pues la verdad es que no lo sé, ya que, como en tantos otros casos, no adquirí el disco por medios considerados legales a día de hoy (no saben lo que me gustaría ser "legal"), y no recuerdo exactamente por qué se la atribuí a Aresti o incluso a Celaya (espero no haber generado demasiada confusión). Hace mucho tiempo que escribí algunas cosas, y cuando las encuentro procuro corregir los errores, aunque no siempre. Pero eso sí: sí fue realmente un minero vasco el autor de la letra, era un obrero muy ilustrado, porque por una parte demuestra gran conocimiento en lo que es el materialismo histórico, y por otra es una letra que parece escrita casi por el mismísimo Bertolt Brecht (como el "Preguntas de un obrero ante un libro")... Lo de Brecht en nuestra canción tiene mucha tela, ¿no te parece?

    ResponderEliminar
  4. ¡Vaya! Quise decir "medios ilegales"

    ResponderEliminar
  5. Vaya, se me ha escapado!
    Decía, estimado Fernando, que conocí a Imanol durante sus últimos diez años en Donosti. Éramos casi vecinos en el barrio de Gros y tuvimos bastante trato. Luego se fue a Tombuctú y no le ví más hasta un concierto que dió unos meses antes de morir en el Kursaal. En el mismo funeral, en la parroquia de su barrio del Antiguo, me comprometí a conocer su historia, complicada pero emocionante. Durante varios años entrevisté a unas 120 personas de su entorno y tengo preperada una biografía poliédrica que no me atrevo a publicar porque su contenido puede resultar incómodo.
    Pero sí puedo contarte la historia de "Somorrostro", que efectívamente era un poeta aficionado del círculo de Aresti. Me contó Arantxa Urretebizkaia (escritora donostiarra y actualmente casada con el actor Xabier Elorriaga) que había conocido a Imanol en el Grupo Argia de baile, donde los dos participaban. Por los primeros setenta eran novietes y en uno de los viajes que ella hizo a París le llevó unos folios que le había pasado Aresti de un amigo suyo. Arantxa ha estado siempre muy bien relacionada con el mundo literario vasco. De esos folios salieron dos buenos temas, como "Martillo Pilón" y la inolvidable "Es mayo", de la que Eliseo Parra hace una extraordinaria versión en el proyecto Imanol. Donosti Tombuctú.
    En otro momento te cuento más cosas sobre este proyecto.
    Saludos
    Josemari Alemán Amundarain

    ResponderEliminar
  6. Josemari, ¡apasionante tu comentario!... Me gustaría hablar contigo y escucharte... Quería mucho a Imanol y cualquier cosa referida a él me interesa mucho, me emociona... ¡Gracias por tu comentario!

    ResponderEliminar
  7. Bueno, ya somos amigos en el facebook. Te he contestado a tu agradecimiento, aunque no sé si ha entrado en el muro ese.
    Te conocí en una exposición-charla-presentación en la Casa de Cultura de Okendo en Donosti, hace unos años. Me acuedo que estuve charlando con Marina y Pablo. A Marina la conocí en el concierto homenaje a Imanol en CCOO, que organizó Carmen Peire (la caricatura de Imanol es mía). Pablo no asistió a ese concierto porque estaba en un bolo con Luis Mendo. Estuve al día siguiente con ellos y con Bernardo en la oficina de La Salud.
    Luego he seguido en contacto con Suburbano y hace un par de años les lié con el proyecto Donosti Tombuctú, que ha salido redondo. Luis y Bernardo son grandes músicos y grandes personas.
    Supongo que tienes el disco y comprobarás que el que está por ahí con mi nombre, no es el que sale en mi facebook. Algún día pondré esas cosas en orden. De momento tengo más confianza, seguridad, agilidad y comodidad con el e-mail (alemanamundarain@gmail.com.
    Tenemos que hablar.
    Abrazo
    Josemari

    ResponderEliminar
  8. Ayer, traduciendo para mis lectores extranjeros (aunque sea sólo una: una escritora de libros infantiles turca) precisamente la canción de la "polémica" descubrí los esclarecedores comentarios de Josemari y recordé la fuente de mi error: creo que fue en el libro "Imanol: una voz de viento y tierra" (me parece) en donde se reseñaba que -creo recordar- "se la hizo llegar Gabriel Aresti", y, supngo, que como no debía poner nada más, lo interpreté como que era del propio Aresti. Como decía tu amigo José C. Cárdenas, a ver si entre unos cuantos rescatamos y le damos su dignidad, tanto social como estética, a la canción social española... Por supuesto, con el capitán Lucini al frente.

    ResponderEliminar