Páginas vistas en total

domingo, 16 de enero de 2011

REIVINDICACIÓN DE LA TERNURA - II

Y podemos preguntarnos, ¿que tiene que ver todo lo dicho sobre la ternura con la música y con la "canción de autor"?

Evidentemente, y de forma muy general, tendría que ver lo mismo que con cualquier otra situación humana, porque, como decíamos anteriormente, es en la "ternura", donde radica la esencia de nuestra humanidad..., y la canción debería ser siempre eso: pura humanidad.

Partiendo de ese presupuesto, de carácter más general, me parece importante llamar la atención sobre tres acciones concretas a través de las que deberíamos canalizar nuestro derecho y nuestro deber a la ternura dentro del universo de la música y de la canción.

• La primera seria estar siempre dispuestos, con generosidad, a poner nuestras creaciones al servicio y en ayuda a los millones de seres humanos que sufren, por todo el mundo, el dolor en cualquiera de sus manifestaciones. Disponibilidad de la que últimamente están surgiendo magníficos proyectos –discográficos y de recitales–  frente a los que no cabe mas que una actitud de solidaridad y de colaboración. 

Proyectos, por poner algunos ejemplos, como éstos:



• La segunda acción a emprender –mejor a acrecentar, porque ya hay creadores que la han emprendido– debe ser expresar a través de la música, de la poesía –y de su hermanamiento en la canción– la ternura y el desgarro interior que pueda provocarnos cualquier situación de sufrimiento, de desigualdad, de marginación o de injusticia con la que podamos estar conviviendo.

Recordemos en ese sentido canciones extraordinariamente tiernas y sensibles como "Canción para un niño en la calle", de Amando Tejada Gómez y Ángel Ritro; "Luchín", de Víctor Jara; "Infant de Beirut" o "Fills d'Horoshima", de Lluís Llach; "Las casas de cartón" de Ali Primera y de Javier Álvarez; "Hijas de Eva", de Pedro Guerra; "Sudor y sed", de Jesús Garriga; "Deray", de Rosana... y tantas otras que en su día analizaremos.

• Y la tercera acción importante, que todos deberíamos afrontar –tanto los hombres como las mujeres, y tanto los creadores como los oyentes– es no permitir en ningún momento que nadie, ni ningún convencionalismo social, ni ninguna norma moral, pueda reprimir la expresión de nuestros mas profundos sentimientos de amor y de ternura.

Es necesario crear y poder escuchar muchas canciones descaradamente tiernas y sensibles...; nuestro mundo actual necesita recuperar con urgencia renovadas palabras y gestos de ternura..., tal vez así podríamos hacer posible, entre todos, la esperanza irrevocable de Neruda de que nos acercamos a una "gran ternura"..., sin la que, como el mismo dice, estamos abocados a la catástrofe, a la agonía, y a la infelicidad.

4 comentarios:

  1. También Patxi Andion tiene una "Canción para un niño en la calle": "Hoy, precisamente hoy, ha nacido un nuevo muerto".
    Pep

    ResponderEliminar
  2. Mil gracias desde la organización de Uniendo Notas para un Orfanato. Cuando empezamos con el proyecto escribíamos esto:

    Hace décadas, una generación soñó que la música cambiaba el mundo. Cayeron muros y se levantaron puentes, pero en muchos sentidos, el mundo terminó sordo.
    Uniendo notas y canciones, Adelante África contruirá un orfanato en Uganda. Ayúdanos

    La canción nunca debe de dejar de ser una herramienta para ver el mundo y a veces para tratar de suavizarlo un poquito, quién sabe si con la ternura de la que hablas.

    Muchas gracias!

    ResponderEliminar
  3. Me lo ha publicado como anónimo jeje... gracias de nuevo y un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Gloria, me tienes a tu disposición, todo lo que se pueda hacer por África hay que hacerlo con urgencia.... ¡es de justicia!
    Pensando en África, en la India, en Centroamérica... tenemos que gritar y reivindicar el derecho de esos pueblos a la TERNURA...
    TE LO REPITO... LO QUE NECESITES

    Mandadme un telefono y os llamo, hay alo que me gustaría contaros.

    ResponderEliminar