Páginas vistas en total

jueves, 23 de diciembre de 2010

Un calle para HILARIO ¡SÍ!... pero también mucho más, en especial la recuperación de todo su obra.

Conocí personalmente a Hilario Camacho a través Jean Pierre Torlois –que le acompañaba a la guitarra– durante la grabación de su disco "De paso" (1975).

A partir de aquel momento compartimos una buena amistad.

La última vez que me encontré con él fue en la Sociedad General de Autores con motivo de la presentación del disco "La palabra más tuya" dedicado a poemas cantados de Antonio Machado; le había pedido que participara en el CD con su canción "Agua en tus cabellos" –grabada precisamente en el disco "De paso"– y aceptó encantado.

Finalizada la presentación nos fuiemos a tomar una cerveza, junto con Isabel –hija de Alain Milhaud que volvía a ser su productor–. Hilario estaba preocupado y nervioso por su nuevo disco "Una mirada diferente"; nos decía que, después de tantos años, estaba harto de que la salida de cada nuevo disco se convirtiera en una especie de examen que tenía que volver a pasar y a aprobar como sin fuera un principiante. Antes de despedirnos, Hilario me pidió que le acompañara el día de la presentación –que todavía estaba sin decidir– y que, si no me importaba, preparara algunas "palabrejas" para ese momento. Por supuesto le dije que sí, y nos despedimos.

Al final, aunque el disco estuvo acabado antes del verano de 2006, se atrasó la salida confiando que sería mucho más eficaz hacer la presentación a partir de septiembre. Recuerdo que Hilario me llamó antes de irse unos días de vacaciones para comunicármelo, y que volvió a hacerlo pocos días antes de su muerte para decirme que todavía no estaba fijada la fecha... Lamentablemente aquel disco no pudo presentarse.

Cuento todo esto para contextualizar lo que seguidamente voy a decir en el marco de mi amistad con Hilario, y de la muy profunda admiración que siempre he sentido hacia él y hacia su obra.

Vamos a ver... Personalmente por supuesto que estoy de acuerdo, y me parece justo, que se ponga el nombre de Hilario a una calle de Madrid, ¡cómo no! (También es verdad que a veces pienso que el día que se conceda la petición, y se lleve a efecto, habrá que ver a quien le corresponderá la inauguración; ¿se pelearán el Alcalde y la Presidenta de la Comunidad por figurar en la foto, o pasarán olímpicamente del tema?... Lo que tengo muy claro, conociendo a Hilario, es que en esas  circunstancias, si pudiera regresar para participar de ese acto, seguro que no lo hacía).

Por tanto, ¡SI AL NOMBRE DE LA CALLE PARA HILARIO!... Me uno a esa justa reivindicación... Ese día podríamos cantar aquello de Pablo Guerrero: "A tapar la calle / que no pase nadie / que no tenga dudas / que vaya con prisas / y tenga señora / que le lava y le guisa. / A abrir la calle / a las abuelitas / jugando a canicas / y a los niños malos / que cambian un duro / por dos perrachicas./ A tapar la calle / que no pase nadie / de los que nos han legislado / y nos han controlado / y nos han sermoneado, / a tapar la calle. / ¡A vivir la calle! / ¡A soñar la calle! / ¡A tomar la calle!".

Dicho esto, creo que a la petición de una calle para Hilario, hay otras reivindicaciones relacionadas con él que tendríamos que plantear con urgencia y que no deberíamos olvidar. Por ejemplo: ¿Dónde está, o quién tiene, la grabación del homenaje "HILARIO... VA POR TI" que se celebró el 23 de octubre de 2006 en el Teatro Lope de Vega de Madrid? ¿Por qué no ha salido el disco de ese concierto que fue patrocinado por la Sociedad General de Autores y por Radio Nacional de España? Creo que aquel fue un testimonio de amor y de solidaridad a la persona y a la obra de Hilario Camacho que no debería quedar perdido no se sabe donde.

Otra cuestión: ¿Por qué no se ha hecho una edición especial de la discografía completa de Hilario? Todas sus canciones, incluidas las de su mítico primer disco "A pesar de todo", tienen plena vigencia. (Me gustaría que, aunque él ya no está con nosotros, a alguien se le ocurriera hacer con Hilario lo que acaba de hacerle a Marina Rossell –felizmente en vida– la compañía "Harmonia Mundi": Publicar una caja –muy cuidada– con sus siete primeros vinilos editados ahora en formato  CD). ¿Por qué no se puede hacer algo similar con toda la obra de Hilario? ¿Dónde está la dificultad?).

Todavía algo más: ¿Por qué no pedir al Ministerio de Cultura, o quien corresponda, que se le concediera a Hilario "El Premio Nacional del la Música" aunque fuera "in memoriam"? (Claro también habría que dárselo a Carlos Cano, a Antonio Vega o a Morente, por ejemplo, y ya serían muchos premios... ¡lo comprendo!..., y además, a decir verdad, y a fin de cuentas, esto sería lo menos importante).

Son reivindicaciones que vengo formulando continuamente a través los medios de que dispongo, y que, por supuesto, seguiré reivindicando... Lo que pasa es que ahora lo tenemos mucho más "crudo" con esto de la "crisis"..., situación en la que unos tienen cada vez menos , y los que lo tienen no lo sueltan,

En resumen, con calle o sin calle, la obra de Hilario ¡es lo más importante! Es lo que más le importaba a él, forma parte de nuestro patrimonio cultural y es, en definitiva, lo que jamás debería perderse o quedar en el olvido.

7 comentarios:

  1. Pues si, la verdad que sería un gran lujo poder adquirir una reedición remasterizada de la obra de este genio.
    Aunque siempre me gustó el encanto del sonido sucio del vinilo recién puesto.

    ResponderEliminar
  2. Estoy totalmente de acuerdo con Santy... Yo también tengo una especial predilección por los vinilos... Aparte del sonido y del rito que supone pincharlos, sus carpetas tienen unas posibilidades de expresión que no las tienen los CD.
    He preparado varias exposiciones de originales y de reproducciones de LP's que han sido una maravilla, no por mi trabajo, sino por las calidades plásticas e informativas que aportan.

    ResponderEliminar
  3. Es que como me duele que la tecnología haga que se pierdan ese tipo de costumbres rituales que te hacían disfrutar más de la música.
    Ahora mismo yo compro discos en CD con mucha frecuencia sin embargo, por inercia, los termino pasando al ordenador y escuchandolos, por comodidad, eso si, cuando el disco está recién comprado lo desprecinto con la misma ilusión y ojeo de principio a fin el libreto.
    En el caso de los vinilos es otra historia, porque es como un ritual magnífico que sigue teniendo ese toque de romanticismo para mi: escoger un vinilo, ponerlo en el tocadiscos, escuchar esos primeros segundos de ruidos sucios y tumbarme en la cama a ojear su gran carpeta.

    ResponderEliminar
  4. Razón no te falta, Fernando. Muchas gracias por hacernos esta retrospectiva y tus observaciones.
    Saludos
    Chema Lara

    ResponderEliminar
  5. Pues mano a la obra, a mover cada cual los hilos que estén en su mano, que nosotros no hemos dejado de hacer lo que podemos pero faltan manos ¡avanti!
    Suscribo tus apreciaciones y creo que si conoces Alain Milhaud o su hija, igual él podría encargarse de ese estuche conmemorativo en recuerdo a Hilario y por la pervivencia de su obra....
    Saludos Hilaristas y por supuesto el grupo en facebook por una calle en Madrid para Hilario Camacho espera a quien quiera venir con los brazos abiertos.

    ResponderEliminar
  6. Solo una calle? estoy contigo Fernando, que menos que una calle. Me acuerdo mucho de Hilario Camacho, siempre que paseo de noche, me acuerdo de Hilario. Que pena joder! Qué pérdida!

    Fernando Arduan.

    ResponderEliminar
  7. Estoy de acuerdo en todo lo que propones, que me parece muy interesante.
    Aprovecho la ocasión para felicitarte por tu blog y tu labor en pro de los cantautores y la música en general. Yo también amo la música y admiro la obra de Hilario Camacho, al que le hice un pequeño homenaje en la sección Queda la Música, de De Vez en Cuento (devezencuento.webs.com).
    Un saludo y gracias.
    Juan Rodríguez de Tembleque

    ResponderEliminar