Páginas vistas en total

lunes, 6 de diciembre de 2010

Muere XABIER LETE. Demasiadas ausencias para poder asimilarlas

Gato Pérez, Manuel Picón, Antonio Flores, Ovidi Montllor, Carmen Santonja, Indio Juan, Carlos Cano, Chicho Sánchez Ferlosio, Imanol Larzabal, Miquel Porter i Moix, Lourdes Iriondo, Hilario Camacho, Dolors Laffitte Estevan Valdivieso, Joan Baptitsa Humet Antonio Vega, Mikel Laboa,  Quintín Cabrera, José Antonio Labordeta... y ahora XABIER LETE..., demasiadas muertes y ausencias para poder asimilarlas.

XABIER LETE murió el pasado viernes, día 4 de diciembre, en San Sebastián... Con su ausencia la Literatura Vasca pierde a uno de sus más importantes escritores; y los amantes de la "canción popular", perdemos a otro de los fundadores del movimiento de canción vasca conocido como Ez Dok Amairu. (Anteriormente fallecieron también Lourdes Iriondo (2005) –compañera de Lete–, y Mikel Laboa (2008)

El grupo Ez Dok Amairu hacia 1971.  
(En esta fotografia tomada del libro "El Bardo de Orio. Benito Lertxundi", publicado por Álvaro Feito en Ediciones La Voz del Folk, en 2006, aparecen: En la parte superior, de izquierda a derecha, Koldo Antero, Julián Beraetxe, Mª José Fernández, Irziar Maritxalar, Nekane Oyarvide, José Luis Treku, Iñaki Maritxalar, Jesús Artza, Mikel Laboa y José A. Irigaray. En la parte inferior, también de izquierda a derecha, José Mari Zabala, Joseán Artza, Juan M. Irigaray, Benito Lertxundi, Xabier Lete, Lourdes Iriondo y Kepa Garbizu).

Cena celebrada en San Sebastián con motivo de
la presentación del libro "...Y la palabra se hizo música".
En la foto aparecemos Pablo Guerrero, Marina Rossell,
Xabier Lete y Fernando Lucini.

A Lete me unía una buena amistad; recuerdo que cuando nos encontramos en San Sebastián con motivo de la presentación del libro "...Y la palabra se hizo música", me confesaba que se encontraba muy deprimido porque no podía soportar la ausencia de Lourdes, su compañera.

Amaba mucho a Lourdes. Os contaré una maravillosa anécdota; cuando estaba escribiendo aquel libro le mandé una fotocopia de las páginas en que hablaba de él y de Lourdes –le pedía que me corrigiera los textos de las canciones en euskera–, la contestación fue una carta agradeciéndome que me acordara de ellos y haciéndome dos sugerencias: la primera, que cambiara la fotografía que había puesto de Lourdes, sugiriéndome otra en la que estaba mucho más joven y más bella; la segunda sugerencia que me hizo fue que cambiara el texto de la canción de Lourdes que había seleccionado por otro que él mismo me mandó asegurándome que era su canción preferida, una de las que más escuchaba, era "Ez gera alferrik pasako" ("No pasaremos, no pasaremos inútilmente"); canción íntegramente compuesta –letra y música– por Lourdes Iriondo.

Ahora, en esta primera aproximación que he realizado a Xabier Lete, me he limitado a recordarle con cariño y a dolerme con su ausencia. Próximamente colgaré en el blog una nueva entrada, dentro de la sección de "Canción y Literatura", en la que presentaré toda su obra y las muchísimas versiones que se han grabado de su canciones.

Finalmente, para concluir voy a reproducir un fragmento de su canción "Poeta hoiek"; canción que incorporó a su primer disco, en 1968:




"El hombre sigue sufriendo.
Qué dijo?
Qué hizo?
Pidió un poco de justicia.
Y el poeta,
y el poeta
se quedó callado 
por el miedo.

Ay, poeta!
cuán duro será para ti
el día de la libertad.



5 comentarios:

  1. ¿Qué cantan los poetas andaluces de ahora?
    ¿Qué miran los poetas andaluces de ahora?
    ¿Qué sienten los poetas andaluces de ahora?

    Cantan con voz de hombre, ¿pero dónde están los hombres?
    con ojos de hombre miran, ¿pero dónde los hombres?
    con pecho de hombre sienten, ¿pero dónde los hombres?

    Cantan, y cuando cantan parece que están solos.
    Miran, y cuando miran parece que están solos.
    Sienten, y cuando sienten parecen que están solos.

    ¿Es que ya Andalucía se ha quedado sin nadie?
    ¿Es que acaso en los montes andaluces no hay nadie?
    ¿Que en los mares y campos andaluces no hay nadie?

    ¿No habrá ya quien responda a la voz del poeta?
    ¿Quién mire al corazón sin muros del poeta?
    ¿Tantas cosas han muerto que no hay más que el poeta?

    Cantad alto. Oiréis que oyen otros oídos.
    Mirad alto. Veréis que miran otros ojos.
    Latid alto. Sabréis que palpita otra sangre.

    No es más hondo el poeta en su oscuro subsuelo.
    encerrado. Su canto asciende a más profundo
    cuando, abierto en el aire, ya es de todos los hombres.


    Rafael Alberti

    ResponderEliminar
  2. Alberti la escribió pensando en los poetas andaluces... yo, leyendo tu entrada la recordé pensando en todos los poetas...que citaste

    ¿Tantas cosas han muerto que no hay más que el poeta?

    Cantad alto. Oiréis que oyen otros oídos.
    Mirad alto. Veréis que miran otros ojos.
    Latid alto. Sabréis que palpita otra sangre.

    No es más hondo el poeta en su oscuro subsuelo.
    encerrado. Su canto asciende a más profundo
    cuando, abierto en el aire, ya es de todos los hombres.

    ResponderEliminar
  3. Efectivamente Natty el canto de los poetas asciende y se multiplica, abierto en el aire. Lo que pasa es que me duele mucho la ausencia de los amigos..., los ojos azules y la mirada limpia de Celaya, la ironía y la "guasa" de Carlos Cano, el cariño y la solidaridad de Lete... en fin...
    ¡GRACIAS POR TU COMPLICIDAD!

    ResponderEliminar
  4. ¡Saludos Fernando! Una señal de Adrian (Vogel) me trajo aquí. Es bonita la anécdota que cuentas. Imagino que tendrás todos sus textos en bilingüe, pero aún así, si te sirve, toma estos textos que traduje en colaboración con el profesor de lengua vasca Karlos Cid (en realidad Karlos corrige mis burradas):
    http://albokari2.wordpress.com/2010/12/06/xabierren-heriotzean/
    ¡Salud!

    ResponderEliminar