Páginas vistas en total

domingo, 21 de noviembre de 2010

La Nueva Trova Cubana canta a Miguel Hernández. Un ejemplo a seguir.

Es curioso e impresionante, ¡a mi, por lo menos, me impresiona!: En Cuba, y más concretamente en La Habana, han celebrado el Centenario de Miguel Hernández tanto o más que nosotros..., eso sí con menos medios, lo cual es meritorio en un pueblo que lleva muchos años en una lamentable e injusta "crisis" económica... Allí, para conmemorar el nacimiento de Miguel, no han necesitado mucha "pasta" porque han sido capaces de derrochar mucha pasión y mucho corazón.

La celebración del Centenario ha corrido a cargo de una institución cubana sorprendente: "El Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau" que dirige Víctor Casaus y coordina María Santucho –dos personas que cuando las conoces, y tratas con ellas, te llenan el corazón por su capacidad de lucha y por su pasión por la belleza y por la libertad–.


Del Centro Pablo hablaremos en otra ocasión ¡merece la pena!... Hoy me voy a centrar el lo que ha sido su proyecto "Una canción para Miguel". En concreto han organizado un certamen para jóvenes trovadores que se sintieran animados a musicalizar y a cantar algún poema de Miguel Hernández... La respuesta ha sido magnífica, tanto. que superó todas las expectativas de los organizadores.

Al final seleccionaron 12 finalistas y 12 canciones y organizaron un recital, grabado en vivo, en el patio de la casa que ocupa el Centro. Recital que encuadraron dentro del ciclo de conciertos "A guitarra limpia" que celebran mensualmente.

La grabación del concierto –contando con la colaboración de Silvio Rodríguez– la han recogido en un CD, que contiene los siguientes temas, todos ellos sobre poemas de Miguel:

"El corazón es agua", de Dúo Karma.
"Canto de independencia", de Ariel Barreiros.
"Rosario Dinamitera", de Nelson Valdés.
"Contra un poder tan tirano", de Héctor Luis de Posada.
"Umbrío por la pena, casi bruno", de Dúo Aire y Madera.
"Antes del odio", de Yoel Alejandro Matos.
"Tus cartas son un vino", de Lianny Otero.
"Un carnívoro cuchillo", de Gabriel Prieto.
"Tengo estos huesos hechos a las penas", de Sally Ramos.
"Soneto final", de Dúo Janet y Quincoso.
"Mis ojos sin tus ojos no son ojos", de Benito de la Fuente.
"Rosario Dinamitera", de Thosvany Bernal.

El CD se completa con la canción "Segunda elegía", canción compuesta e interpretada por Silvio Rodríguez sobre un poema que Miguel Hernández dedicó a "Pablo de la Torriente Brau"; canción  que no está incluida en ninguno de los discos de Silvio editados en España.


A lo largo de los últimos meses, he hecho todo lo posible para que este disco pudiera editarse en España como una colaboración con el Centro Pablo, pero... ¡nada!... la culpa –como siempre últimamente– la tiene la "crisis". Pero no me rindo, sigo con el tema... es uno de mis objetivos en este momento.

Por otra parte, es lamentable que aquí, con motivo del Centenario de Miguel Hernández, no se le haya ocurrido a ninguna institución, a ningún medio de comunicación, ni a ninguna empresa discográfica, organizar un certamen para jóvenes cantautores, como el celebrado en Cuba...  

En fin, una vez más me reitero en la convicción de que la pasión, la lucha por lo que se ama, y en el fondo el amor es, junto con la poesía, "un arma cargada de futuro"... El amor es motor y el alma de la verdadera "revolución". Ya lo dice Silvio: "Sólo el amor alumbra lo que perdura. / Sólo el amor convierte en milagro el barro. / Sólo el amor engendra la maravilla. / Sólo el amor consigue encender lo muerto."


No hay comentarios:

Publicar un comentario