Páginas vistas en total

miércoles, 15 de agosto de 2012

BRASSENS Y CLAUDINA Y ALBERTO GAMBINO: PLEGARIA COMPROMETIDA, SOLIDARIA E IMPRESCINDIBLE PARA CANTAR PRECISAMENTE HOY

Sé que a diario entran en este blog cientos de personas que son creyentes, agnósticas y "dudantes" –como diría Yupanqui y es mi caso–; pues bien, dedicada a todas ellas ¡sin excepción!, hoy, "Día de la Asunción de la Virgen María", voy entonar y a proponer que nos unamos en una PLEGARIA común, comprometida, solidaria y creo que imprescindible.

Es una plegaria dirigida a la Virgen María que escribió el poeta Francis Jammes, a la que le puso música e interpretó Georges Brassens. La canción se llama "La prière" y ha sido versionada y cantada en castellano por el dúo argentino –residente en España– Claudina y Alberto Gambino.

Claudina y Alberto Gambino.

Claudina y Alberto grabaron  la canción de  Brassens –con el título de "Plegaria"– primero en su disco "Brassens en castellano", editado en Argentina, en 1972; y posteriormente, ya en España, en el LP: "Ensayos sobre Georges Brassens" (1975).

Cubierta del disco de Claudina y Alberto Gambino.
Dibujo/Caricatura de cubierta: Hermenegildo Sábar.

La "plegaria" a la que hoy os invito a cantar, o a proclamar, conmigo dice así:

«Por el niño que muere al lado de su madre 
mientras los otros juegan felices en la calle. 
Por el pájaro herido que no sabe por qué 
su ala sin sangrar se abate de repente, 
por el hambre y la sed, por el delirio ardiente... 
Dios te salve María. 

Por el niño golpeado, por el ebrio que vuelve, 
por la bestia que muere a golpes en el vientre, 
por la virgen herida que al vender desnudaron 
y por la humillación de aquel pobre inocente, 
por el hijo infeliz cuya madre insultaron. 
Dios te salve María. 

Por la vieja vencida que al tropezar exclama: 
Dios mío. Por aquel desgraciado cuyos brazos 
no pueden apoyarse en un amor humano. 
Como la cruz del hijo en Simón Cireneo, 
por el asno que cae bajo el peso del carro. 
Dios te salve María. 

Y por el horizonte que crucifica el cielo, 
por los que se desgarran y por los que sucumben, 
por los que están sin manos y han perdido su pie. 
Por el hombre que gime después que lo operaron 
y por el pobre justo muerto por criminal. 
Dios te salve María. 

Por la madre que llora al ver salvado el hijo, 
por la hierba sedienta que bebe de la lluvia 
y el pájaro que busca su pichón caído, 
y el mendigo que encuentra tan feliz su moneda. 
Por el sueño encontrado, por el beso perdido. 
Dios te salve María». 

He pensado que, dada la importancia que tiene para mi este "cuelgue" voy a incorporar un vidio con la canción cantada en francés por el mismísimo Georges Brassens, y la correspondiente letra, también en francés.





«Par le petit garçon qui meurt près de sa mère
Tandis que des enfants s'amusent au parterre
Et par l'oiseau blessé qui ne sait pas comment
Son aile tout à coup s'ensanglante et descend
Par la soif et la faim et le délire ardent Je vous salue, Marie.

Par les gosses battus, par l'ivrogne qui rentre
Par l'âne qui reçoit des coups de pied au ventre
Et par l'humiliation de l'innocent châtié
Par la vierge vendue qu'on a déshabillée
Par le fils dont la mère a été insultée Je vous salue, Marie.

Par la vieille qui, trébuchant sous trop de poids
S'écrie: " Mon Dieu ! " par le malheureux dont les bras
Ne purent s'appuyer sur une amour humaine
Comme la Croix du Fils sur Simon de Cyrène
Par le cheval tombé sous le chariot qu'il traîne Je vous salue, Marie.

Par les quatre horizons qui crucifient le monde
Par tous ceux dont la chair se déchire ou succombe
Par ceux qui sont sans pieds, par ceux qui sont sans mains
Par le malade que l'on opère et qui geint
Et par le juste mis au rang des assassins Je vous salue, Marie.

Par la mère apprenant que son fils est guéri
Par l'oiseau rappelant l'oiseau tombé du nid
Par l'herbe qui a soif et recueille l'ondée
Par le baiser perdu par l'amour redonné
Et par le mendiant retrouvant sa monnaie Je vous salue, Marie»

1 comentario:

  1. Bellisima plegaria y glorioso Brassens.Muchas gracias por traérmelo de nuevo.

    ResponderEliminar