Páginas vistas en total

domingo, 30 de octubre de 2016

ESTHER ZECCO, "CARÁCTER RETROACTIVO" Y MOTIVOS PARA UNA ALEGRÍA COMPARTIDA.

Esther Zecco.

En la madrugada del pasado viernes el marcador de visitas del blog alcanzo las 1.500.000 que hoy, felizmente, han vuelto a crecer. Este hecho me produce una inmensa alegría y quiero festejarlo con un nuevo "cuelgue" que la acrecienta. (Me gusta obedecer a Benedetti cuando nos dice: "Defender la alegría" es lo importante.)

Alegría que hoy se acrecienta trayendo aquí donde CANTAMOS COMO QUIEN RESPIRA a ESTHER ZECCO y a su nuevo y reciente disco-libro "CARÁCTER RETROACTIVO".

Alegría, en primer lugar, por poder presentar una obra musical y poética de extraordinaria calidad; calidad en todos los sentidos. (Desde el principio no quiero dejar de hacer una referencia al maravilloso equipo que ha acompañado a Esther en esta aventura).

Alegría, porque en esta obra de Esther"Caracter Retroactivo"– laten y se proyectan valores que admiro profundamente: Ilusión, trabajo, riesgo, esperanza, convencimiento, amor, tenacidad y, en particular, una maravillosa humildad. (Hay que ser valiente y generosa para publicar en los tiempos que corren un disco-libro ilustrado con 72 páginas magistralmente impresas e ilustradas, y con 10 canciones.)

Alegría, también, por poder hacerme cómplice solidario de una mujer admirable; un ser humano íntegro y sensible; de una compositora e intérprete luchadora "al límite" porque ama y cree en este arte/profesión que es la "canción de autor".

Y, sin más preámbulos, aquí está la imagen y el motivo de esa alegría:


Canciones disco: 
1, Mira lo que has hecho (Esther Zecco).
2. Sigo pensando que no (Esther Zecco).
3. Geografía (Con Alejadro Rivera) (Esther Zecco).
4. Déjalo (Con Edu Vázquez) (Esther Zecco).
5. Soltando lastre (Esther Zecco).
6. Sácame de aquí (Esther Zecco).
7. Está bien así (Con Fabián) (Esther Zecco).
8. La raíz (Esther Zecco).
9. Quiero que te enfades conmigo (Con Nina de Juan) (Esther Zecco).
10. Guerra fría (Esther Zecco).

Cuando escuché este disco –grabado íntegramente en directo en el Teatro Alfil del Madrid– y Esther me dijo que si podía escribir algún comentario sobre él, no lo dude; es más, luché –y Esther lo sabe– para que pudiera llegar a tiempo de ser publicado. (El trabajo en aquel momento me agobiaba.)

En fín, esto fue lo que escribí:

«La primera vez que escuché cantar en directo a Esther Zeco –acompañada solamente con su guitarra– fue hace tres años. En aquella ocasión sus canciones –su música– consiguieron seducirme. Después de aquel concierto –difícilmente olvidable– escribí: «Esther con una tremenda sencillez y simplicidad navegó por sentimientos, sensaciones, percepciones y latidos…, y consiguió con palabras y acordes –como si fueran pinceladas suaves– dibujar en el aire esa especie de complicidad misteriosa, que con frecuencia se establece, entre la realidad que está fuera de nosotros –a veces oculta, "detrás de una pared"–, y esa otra realidad que nos habita en el umbral de nuestros silencio».

Cuatro años después, concretamente el 19 de abril de este año –2016–, fue la última vez que he escuchado a Esther cantando en directo. En esta ocasión fue con toda su banda en el Teatro Alfil, de Madrid, completamente abarrotado. Concierto que ha sido el germen de esta joya discográfica llamada "Carácter retroactivo" que ya tenemos entre las manos.

Aquel 19 de abril, la seducción que experimenté –cuatro años atrás– hacia Esther Zeco y sus canciones, la sentí enormemente acrecentada. Y es que Esther posee sin duda –y aquel día nos lo demostró– las cualidades básicas e imprescindibles para ser una gran "cantautora": Buena compositora. Letrista directa, clara y con un muy buen uso del lenguaje. Hermosa voz y buen cantar. Imaginación creadora, sensibilidad y realismo vital en lo que canta. Dominio instrumental de su guitarra. Y una presencia escénica segura, espontánea y convincente.

Pero hay algo más, los efectos "seductores" que me provoca la obra de Esther Zeco se producen, sobre todo, por otras tres cualidades personales que ella "atesora". Tres cualidades que redimensionan las anteriormente citadas: Me refiero, en concreto, a la "sencillez" –esa "sencillez" que es el secreto y el fundamento de la verdadera "grandeza"–; el "trabajo constante y riguroso" en el proceso de creación –sin el que la “inspiración” se siente huérfana–; y la "ilusión" –Esther ama y vive la canción desafiando día a día al desaliento– y prueba de ello es este "Carácter retroactivo" hermoso y bello; necesario ¡sí!, pero, a la vez, arriesgado y nada fácil en los momentos "lamentablemente-pobre-culturales" por los que atraviesa nuestro país.

Las "seducciones", cuando surgen y te atrapan, lo mejor es gozarlas descaradamente y con la mayor intensidad.»



Antes de finalizar este cuelgue, aparte de recomendar la compra, la escucha y el disfrute de la obra "CARÁCTER RETROACTIVO", creo imprescindible nombrar y aplaudir a la banda que acompaña a Esther; sencillamente extraordinaria: Nacho Mur –guitarra eléctrica y banjo–, Marcos Justo –contrabajo–, Pablo Sotelo –batería–, Javibu Carretero –teclados– y Manu Clavijo –violín–.

1 comentario:

  1. Permiso Fernando

    http://eltemplodelasborracheras.blogspot.com.ar/2016/11/esther-zecco.html

    ResponderEliminar