Páginas vistas en total

lunes, 2 de junio de 2014

«VERDCEL», UN PROYECTO ARTÍSTICO DEL QUE MERECE LA PENA DEJARSE SEDUCIR. (SEGUNDA PARTE)

Prosigo el "cuelgue" que inicié el pasado sábado sobre la obra del cantautor valenciano ALFONS OLMO y, en concreto, sobre su proyecto "VERDCEL".

Alfons Olmo (Fotografías de Juan Miguel Morales).

El sábado, en concreto, presenté sus dos primeros discos: El primero –On està el lloc? (2004)– de carácter iniciático, o de punto de partida, tras la experiencias previamente vividas por Alfons en relación con el arte y la creación artística en sus diversas manifestaciones y desde una perspectiva global. Y el segundo –"Pais viatge" (2006-2007)– planteado como una defensa del paisaje a través de los sentimientos y los pensamientos que puede suscitarnos nuestra cotidiana relación con el entorno.


Hoy, continuando con el proyecto Verdcel, voy a presentar los otros cuatro discos que lo complementan en la actualidad; cuatro discos que, como los anteriores, son cuatro maravillosas y espléndidas "locuras poético-plástico-musicales" de las que merece la pena disfrutar. (Os confieso que a lo largo de estos años pasados cuando mi cartero me traía un paquete con el remite de Alfons lo abría de inmediato con verdadera ilusión porque sabía, con toda seguridad, que iba a encontrarme con algo verdaderamente hermoso y, muy probablemente, sorprendente).





El tercer libro-disco-cómic del proyecto Verdecel se titula "SÀMARA". "Sàmara" es la semilla con alas que se desprende de ciertos árboles y que se desplaza impulsada por el aire; imagen simbólica que Alfons Olmo toma en esta nueva obra poético-musical desde dos perspectivas:

En primer lugar, "Sàmara" es un viaje –un vuelo– a través del tiempo que Alfons realiza desde sus orígenes a la actualidad con la intención de reencontrarse con su propia identidad.

Por otra parte, "Sà - Ma - Ra" se transforma para él en una mujer que va a trazar con su testimonio el hilo conductor del relato que se va desarrollando a lo largo de las trece canciones que componen el disco.

Obra, en síntesis, en la que se realiza una aproximación a la historia del siglo XX a través de la vida de una mujer alcoiana.


El libro-disco, como va ser habitual en VerdCel, se compone de un CD, de un cómic –creado por Daniel Olmo Boronat– y de un DVD, que, en esta ocasión, recoge, entre otros materiales audiovisuales, un magnífico documental-testimonio relacionado con la temática planteada y desarrollada en el disco.

Entre otras colaboraciones en "Sàmara" nos encontramos con la de Isabel Clara Simó que introduce el disco con un texto titulado "El meu Alcoi"; con un hernoso poema de Manel Rodríguez Castelló  dedicado a Ovidi Montllor ("El somni. L'eco del somni"); y las colaboraciones de Feliu Ventura, Carme Servà y Juli Cantó.





"PETJADES" ("Huellas") –cuarto disco-libro de Verdcel– es, como dice el propio Alfons, «una obra a partir de otra obra»; en concreto se trata de un homenaje a las canciones de Raimon que tanto le influyeron; Raimon en realidad fue uno de los primeros cantautores que entraron a formar parte del  universo sonoro de Alfons.

El disco recoge quince versiones actualizadas de las canciones del cantautor de Xátiva, entre ellas, algunas tan significativas como "Treballaré el teu cos", "Jo vine d'un silenci", "Molt lluny", "El País Base" o la "Cançó d'albada; y se completa con un cómic, de Daniel Olmo, que evoca el descubrimiento de Raimon desde la mirada de un niño. 



He de decir que este especie de homenaje o de reconocimiento que realiza Alfons Olmo sobre la obra musical y poética de Raimon es, desde mi punto de vista, de grandísimo valor por dos motivos: El primero por lo que supone de encuentro intergeneracional, o sea, por el valor que tiene, en si mismo, que un joven creador recupere, reconozca y agradezca el canto de la generación en la que nació y del que se nutrió humana y sensorialmente. En segundo lugar porque en Perjades (Huellas) resurgen las canciones de Raimon adquiriendo –a través de renovados y apasionados arreglos– un aire más joven, mas actual, y, en consecuencia, más universalizable. (Felicito a Alfons por este trabajo absolutamente recomendable).

Por otra parte el disco se enriquece documentalmente con una introducción escrita por Xevi Planas, y con la edición de un DVD en el que se recogen  dos documentales inéditos sobre Raimon"D'un temps, d'un país" (LLorenç Soler, 1966-68) y "Raimon'65" (Carles Duran, 1965)– y un cortometraje realizado al hilo argumental de la canciones versionadas por Alfons.






El quinto libro-disco (CD + Cómic) publicado por Verdcel lleva como titulo "ELS DIES DEL SAURÍ" ("Los días del Zahorí").

La palabra "zahorí" hace referencia a una persona a la que se le atribuye la facultad de buscar y poder descubrir lo que está oculto; facultad que Alfons relaciona con sus catorce nuevas canciones en los siguientes términos:

«”Los días del Saurí” nos habla de la inestabilidad de nuestros proyectos vitales y hace una llamada por su supervivencia a pesar del contexto en el que vivimos. Es una invitación a una búsqueda constante –emulando la figura del zahorí– para encontrar todo lo que somos a pesar de las crisis sociales y personales que podamos estar viviendo y experimentando».

Búsqueda esperanzada de lo que somos –pese las crisis y las dificultades–, que Alfons relaciona, simbólicamente, con la capacidad vivificadora y purificante del "agua".

En la grabación de este disco Alfons Olmo contó con colaboraciones como la de Laia Vaqué, Cesk Freixas o Efrén Lopez.





"ARGILAGA" ("Aliaga") es el más reciente trabajo discográfico publicado por "Verdecer".

La palabra "aliaga" hace referencia a una especie de arbusto espinoso que puede llegar a tener dos metros de altura, con hojas lisas lanceoladas y flores por lo general amarillentas. Es, a al vez un arbusto de rápida, crepitante y huidiza combustión.

Alfons Olmo en este, su sexto disco, toma la "aliaga" y el "fuego" como referentes y elementos simbólicos, y, a partir de ahí le canta a la vida, al amor y a la pasión.

NOS DICE:

«Somos romero, lavanda, tomillo en esencia, aroma de justicia social,
condimento para la libertad; pero para resistir, para darle la vuelta,
seguiremos siendo arbusto de aliaga que lucha contra la fuerte sequía:
tronco derecho, flor primaveral, perfectamente ramificada,
espinas largas y robustas, y combustible!».

Texto magistralmente expresado en esta ilustración de Daniel Olmo que se incluye en el libreto que acompaña al disco.


Por hoy no voy a escribir mucho más sobre "VerdCel". Para concluir os confesaré que ha sido, posiblemente, el mejor trabajo de creación y edición –relacionado con la "canción de autor– con el que me he encontrado recientemente; un trabajo valiente, arriesgado, bellísimo, reflexivo y a la vez muy popular; y lo que es de especial valor en los tiempos que corren: un trabajo que nace de la ilusión, de la pasión por el arte y del esfuerzo de un hombre –Alfons Olmo y su equipo de colaboradores y colaboradoras–, que practica el don y la virtud de la "HUMILDAD"; cualidad humana que ya sabéis cuánto valoro, y que en relación con la creación artística es –desde mi punto de de vista– extraordinariamente enriquecedora.

Ahí queda la obra de este maravillo y loco ser humano llamada "VERDCEL"...; la ya creada y la que está por venir; os invito a dejaros seducir por ella y a disfrutarla... ¡tiene mucho, mucho, de lo que vamos a poder disfrutar!, ¡os lo aseguro!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario