Páginas vistas en total

miércoles, 5 de octubre de 2011

PAULA DE ALBA. "SÓLO TE DIGO QUE ME HAS GANADO"

Paula de Alba.

PAULA DE ALBA en su canción titulada "Motivos" dice: «solo te digo que me has ganado», y es eso, precisamente, lo primero que hoy quiero decirle después de asistir al concierto que nos ofreció, el pasado lunes, en el Café Libertad 8, de Madrid.... «Paula, sólo te digo que me has ganado...».

Llevo en esto de la canción muchos años y he asistido a cientos de conciertos que suelen gustarme más o menos; últimamente, he de confesar, que no son demasiados los que "me ganan", o sea, los que logran darle un revolcón a mi sensibilidad y a mis sentimientos –eso que se llama "emocionarse"–; pues bien, Paula en su primer concierto en Libertad 8, logró emocionarme. Mi buen amigo, y buen cantor, Diego Ojeda, comentaba que Paula de Alba tiene "algo" que engancha, y que no sabía muy bien como definir; y es cierto, esta chica posee el "elixir" y el secreto de lo que es –y de lo que puede llegar a ser, aún mucho más– una "grandísima cantautora".



Paula, de entrada, ama mucho la que llamamos "canción de autor"; la viene persiguiendo desde hace tiempo –desde que era muy pequeña–; la ha escuchado –siempre con la disposición positiva de aprender y de empaparse de ella–; y, poco a poco –"amarrá" a su guitarra; "despacito", trabajando en ello y con mucho respeto–, la ha convertido en una de sus maneras y manifestaciones del vivir.

A lo anterior hay que añadir tres "cositas" más: En primer lugar a "ella misma"; a su sonrisa "limpia", a su espontaneidad, a su sencillez –situada en las antípodas de la prepotencia–, y, por qué no decirlo, a su belleza singular, a su mirada.

En segundo lugar, Paula tiene grandes cualidades para cantar: posee una hermosa voz –sugerente, persuasiva, que sabe acariciar–, una gran sensibilidad musical, y "mucho que contar" como consecuencia de su joven y desbordante humanidad; condiciones honestamente imprescindibles para poder tomar una guitarra, subirse a un escenario y ponerse a cantar.


Por otra parte Paula de Alba es capaz de crear unas canciones de contenido muy íntimo y muy auténtico; ella traduce en sus canciones sueños, experiencias, sensaciones, sentimientos,  deseos...; es decir, paisajes interiores que en su voz, y con su guitarra, se echa a volar.

«Y otra vez ya pasó me vuelvo a quedar con las ganas
Y otra vez ocurrió eres la persona equivocada
 Y estas ganas de sentirte no me llevan a buen puerto
Y estas ganas de sentir me queman por dentro
 Y es que estoy cansada
de tirar siempre de la cuerda
sin encontrar más recompensa
que miel en los labios.
 Y es que imaginaba ver
tu luz en mi almohada
y ahora se rompen mis esquemas
y yo me quedo sentada...
 ... por si te das la vuelta
y me amas
 Y por si te das cuenta
de que lo que nos queda
Merece la pena
 Quien no arriesga, se condena».
("Por si te das la vuelta")

Por otra parte, ella alimenta sus versos de la vida misma, y los crea, y los canta, utilizando la posibilidad humana que personalmente más aprecio, y que considero la mas esencial –la más humana–: la ternura. Hay una de sus canciones que lo pone especialmente de manifiesto, es la que llama "Gris cemento", que, por cierto, la cantó en la noche de Libertad acompañada de Cintia.

Cintia y Paula de Alba en Libertad 8
"Gris cemento" es una canción que surgió en el barrio madrileño de Getafe. Cuenta Paula que allí, cerca de donde ella vivía el año pasado, hay una estatua de una pareja abrazándose; estatua que veía con frecuencia y que le sugirió una historia fantástica: «La chica había abandonado al chico y como él no podía soportar la idea de vivir sin ella, decidió hacer una escultura y convertirse él mismo en una estatua de cemento abrazando a la chica hasta la eternidad».

«Barro en las manos y cemento duro
es todo lo que tengo para recomponer
pedazos de mi vida
que me fueron quitados.
Ya ni me puedo mover

Desde aquel día que te fuiste corriendo
un tupido velo cubrió mi ser
y es que ya no te veo, y es que ya no te tengo.
Fue todo lo que pensé

Por quererte me hice estatua
y vivo anclado a tu piel,
me revuelvo entre tu abrazo,
vivo por verte amanecer
Pegada a mí
de gris cemento
en tu sonrisa me pierdo...

Estatua a la que Paula hace referencia.
Está situada en Getafe (Madrid), y su autor
es Ángel Gil Cuevas.

No quiero vida, no quiero vida
si no es en tu pelo
 No quiero cuerpo, no quiero cuerpo
que no te tenga dentro.
Prefiero ser de gris cemento
mejor solo un simple objeto
que sonríe aunque esté muerto».

Bueno, y he de ir terminando este "cuelgue", antes decir que en el concierto del pasado lunes participaron como invitados Petete, Dani Fernán y Diego Ojeda.

Petete y Dani Fernán
Paula y Diego Ojeda.

¡Ah!, por último, decirle a los "productores" –si es que todavía existen, a mi me gustaría tener los medios para serlo– que no pierdan de vista a Paula del Alba...; yo les diría glosando a Silvio: «Os convido a creerme cuando os digo que Paula tiene mucho futuro»

3 comentarios:

  1. Comparto totalmente cada palabra. De forma sencilla, sin pretensiones, va contando su experiencia vital, las sensaciones que le producen lo que le rodea. Ojalá el futuro le depare lo que se merece. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Silvio pide trato humano para una espia norteamericana porque espiaba para Cuba pero no pide trato humano para las Damas de Blanco, cubanas que piden libertad para su país.

    ResponderEliminar