Páginas vistas en total

lunes, 6 de junio de 2011

ALEJO MARTÍNEZ. "PASIONES COMPARTIDAS".

Alejo Martínez, "amarradito" a Paloma Ramírez, han logrado engancharse en mi sensibilidad, entrando a formar parte –felizmente– de mi particular y cada vez más íntimo y selectivo universo sonoro.

Desde el primer día que escuché su disco "El rumbo de tus pasos" no hay forma de que pueda desprenderme de Alejo y de Paloma...; y es que en sus canciones se entrecruzan "pasiones" que comparto y con las que me siento totalmente identificado. 

"El rumbo de tus pasos" es, en consecuencia, para mí, un disco de "pasiones compartidas".


La primera de esas pasiones se llama La Habana. Ellos la aman y yo también –con toda mi alma–; y sus canciones me hacen reactualizar ese amor en "carne viva".

A mi me ha pasado con La Habana como a ellos con Cádiz. Yo he sentido más de una vez como el Malecón habanero –vivido y disfrutado junto a tantos buenos amigos cubanos– me ha abrazado con su belleza acogedora, y como me ha atrapado entre sus brazos dejándome adentro... Y allí tengo "aparcao" medio corazón...; «corazón colorao que nunca se ha desteñido», y que nunca se destiñirá a pesar de todo... y ¡pase lo que pase!

Miro a Alejo –en la carpeta de su disco– sentado, con la guitarra en las manos y con la mirada perdida en el azul del mar –mirada de horizontes preñados de nostalgia y de esperanza–, y siento un tremendo deseo de estar ahí, con él, escuchándole cantar, embriagarnos juntos de azul, compartiendo horizontes...; y como, en este momento, eso no es posible –y para colmo en este Madrid, en que vivo, hay carencia de mar– pues escucho su disco y me pongo a cantar:

«Enciéndeme la luz
que me da miedo andar a oscuras
y a tientas descubro el silencio de cada duda. [...]
Enciéndeme la luz de tu sonrisa
que hace huir a todos mis fantasmas,
reparte claridad con esa calma
y diluye con un soplo la tristeza».
("Enciéndeme la luz")

Alejo Martínez.

La segunda pasión que comparto con Alejo y Paloma es la que Alejo proyecta en su canción "Niños"; me refiero a la reivindicación de experiencias tan imprescindibles –hoy más que nunca– como la imaginación, la ilusión, el misterio, la fantasía, o la capacidad de asombro; experiencias que la noche cubre y resguarda «con sus sábana de estrellas». 

En tercer lugar, comparto con ellos el deseo y la necesidad de amar. Alejo y Paloma le cantan al amor, con "apasionamiento", en las luces y en las sombras, en las rupturas y en los reencuentros, en las presencias y en las ausencias...; amor de puertas abiertas, de brindis compartidos, de miradas que atrapan; amor que llega y toca; que acaricia con soles que amanecen en las manos

«Se me escapa la piel de tanto amarte
de tanto amarte
si tu pelo y tu voz logra tocarme
se libera la voz cuando te siento
casi llegando
y me calma tu paz, tu paz que es suave
como la vida que vas sacando».
("Que manera de amarte")


Y la cuarta pasión  que comparto con Alejo y Paloma es la música; musicalmente el disco no tiene desperdicio, es bellísimo, transpira aires y melodías sureñas a borbotones, es cálido y tremendamente alegre, envolvente, contagioso y positivo; posee aire, fuerza y vuelo... Escuchándole, y recordando a Violeta, se me vienen a la cabeza y al corazón unos de sus versos adaptados, en este caso, a las canciones de Alejo: "...y se van enredando, enredando como en el muro la hiedra; y van brotando y brotando como el musguito en la piedra".

A todo ello contribuyen, sin duda, los músicos que participan en la grabación del disco "El rumbo de tus pasos": en primer lugar Javier Ruibal –¡cuanto le admiro como compositor y sobre todo como ser humano!–, y un montón de magníficos profesionales como José Recacha, Deejay Foster, Miguel A. López, Alejandro Martínez Ramirez, Pedro Cortejosa, Román Vicenti, José Guillamó, Manuel "Lupi" Calvo, María del Mar Fernández, y, como no, Joaquín Calderón, del que vuelvo a confesar que soy "fan"..., y cada vez más..., irremediablemente.

4 comentarios:

  1. Hacia tiempo que no oía un disco tan puro, tan bello y que me llegara tanto al alma...cierto lo que dices...Alejo y Paloma ( es un disco de sentires compartidos, por eso es tan hermoso)han creado un disco...como decíamos antes..."REDONDO"...es uno de los que mas suena en casa...gracias Alejo y Paloma por tan bello regalo...gracias Fernando por tan hermoso "cuelgue",un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Fernando ¿Qué se le puede decir a alguien que ha escrito esa maravilla sobre nuestra música? ¿Qué se le puede decir a alguien que conoce y entiende cada tema como si hubiera estado con nosotros el día que nacieron? GRACIAS, aunque sea en mayúsculas es demasiado poco!!! Nos inventamos un "Gracias" especial solo para ti y para que lo guardes con todo, todo nuestro cariño. Miles de besos y abrazos desde tu Cádiz

    ResponderEliminar
  3. Fernando ¿Qué se le puede decir a alguien que ha escrito esa maravilla sobre nuestra música? ¿Qué se le puede decir a alguien que conoce y entiende cada tema como si hubiera estado con nosotros el día que nacieron? GRACIAS, aunque sea en mayúsculas es demasiado poco!!! Nos inventamos un "Gracias" especial solo para ti y para que lo guardes con todo, todo nuestro cariño. Miles de besos y abrazos desde tu Cádiz.
    Paloma y Alejo

    ResponderEliminar
  4. Me uno y abrazo a cada una de las palabras emitidas por Fernando González, sobre las personas y artistas que son Paloma Ramírez y Alejo Martínez.
    "El rumbo de tus pasos" aúna las artes de la música y la poesía. Paloma se empeña en decir que ella no es poeta, que es letrista. Me pregunto si esto que van a leer como un ejemplo, no es poesía pura....quisiera saber cómo haces el milagro de acariciarme con soles que amanecen en tus manos...( De "Enciéndeme la luz", mi tema preferido. Aquel que nos unió en amistad, que espero eterna, en el precioso claustro de la Iglesia de San Francisco. Cádiz)

    Gracias a Fernando por tan hermoso reconocimiento a estos dos grandes artistas.

    Un saludo.

    Maravillosos Paloma y Alejo.

    ResponderEliminar