Páginas vistas en total

domingo, 17 de abril de 2011

¡MALDITAS GUERRAS! - XXVI

En la obra de JUAN GENOVÉS también se pone de manifiesto
nuestro grito compartido: ¡MALDITAS ARMAS!


Eduardo Galeano, por su parte, al referirse al refrán "A las armas las carga el Diablo", dice lo siguiente:

«Este refrán no se equivoca. Dios no puede ser tan jodido. Ha de ser el Diablo el que carga las armas, o al menos las armas de destrucción masiva, las verdaderas, las que Irak no tenía, las que están reventando al mundo: los bombardeos de mentiras de las fábricas de opinión pública; las armas químicas de la sociedad de consumo, que enloquecen el clima y pudren el aire; los gases venenosos de las fábricas del miedo, que nos obligan a aceptar lo inaceptable y convierten la indignidad en fatalidad del destino; la mortífera impunidad de los asesinos seriales elevados a la categoría de jefes de Estado; y las espadas de doble filo de las grandes potencias que multiplican, a la vez, la pobreza y los discursos contra la pobreza, y al mismo tiempo venden minas antipersonales y piernas ortopédicas y desde los cielos arrojan misiles y contratos de reconstrucción sobre los países que aniquilan».

Insisto incansablemente:
¡MALDITAS GUERRAS!
¡MALDITAS ARMAS!

No hay comentarios:

Publicar un comentario