Páginas vistas en total

domingo, 23 de enero de 2011

ALFREDO GONZÁLEZ III - "La nada y tú", o el aliento que enciende la sangre.

"La nada y tú" es el título del disco que Alfredo González grabó y publicó el mismo año que "Dudas y precipicios", es decir, en 2008.

Se trata de un hermoso disco que entronca, o se vincula, con la corriente literaria conocida como el "Surdimientu" ("Surgimiento") que se ha venido manifestado, en Asturias, a través de varias generaciones, comprometiéndose con el renacimiento de la cultura, y especialmente de la literatura, en lengua asturiana. 


Disco, compuesto de diez canciones, en las que Alfredo musicaliza, adapta e interpreta textos poéticos de varios escritores asturianos de su generación, o próximos a ella. Concretamente los siguientes: Antón García (Tinéu, Tuña, 1960), Sergio Gutiérrez Cambrol (Lieres, Siero, 1985), Xandru Fernández (Turón, 1970), Nacho Fonseca (Pola de Siero, 1951), Auelio González Ovies (Bañuges, Gozón, 1964), Berta Piñán (Caño, Cangas de Onís, 1963), Ana Vanessa Gutiérrez (Urbiés, Mieres, 1980), y Pablo Texón (Felechosa, Aller, 1978).

Musicalmente "La nada y tú" se mueve en la misma perspectiva y en el mismo tono que enunciaba en el "cuelgue" anterior respecto a "Dudas y precipicios"; pero, en este caso, Alfredo le da un especial protagonismo a su piano, dejando "entre-escuchar", de una forma más evidente, su sensibilidad hacia las sonoridades clásicas, y a las formas y modos de la "canción de autor"; incluso, hay momentos, en que, me parece percibir aires de folk asturiano que, por otra parte, son inevitables habiendo trabajado con el grupo Llangres, y, más concretamente, con Esther Fonseca, voz en dicho grupo.

Alfredo
González
Respecto al contenido de las canciones, interpretadas en lengua asturiana, "La nada y tú" nos sumerge en un extraordinario y bellísimo itinerario entre el amor y el desamor. Por una parte el amor que resignifica y llena de sentido a la vida; que es la vida en sí misma.

«Pa la vida nun quiero otru equipaxe
que l'aliendu encendiéndome la sangre...
Nun me faen falta más qu'éstes dos manes
tengo'l vientu xiblando nes vidayes.
Fixi lluz col rellumu los tos llabios
y esbillé del to cuerpu los raigaños».
 ·················
«Para la vida no quiero otro equipaje
que el aliento encendiéndome la sangre...
No me hacen falta más que estas dos manos.
tengo el viento silbando en las sienes.
Hice luz con el brillo de tus labios
y escogi de tu cuerpos mis raíces».

«Págame amor, con sólo amor
y, si non, quédate'l vueltu».
·················
«Págame amor, con sólo amor
y, si no, quédate el cambio".

Y frente al amor, sus rupturas, las ausencias, las añoranzas, los recuerdos, y, a fin de cuentas, el desamor. Dolorosas experiencias que se hacen presentes en "La nada y tú" en hermosísimas canciones como "Alón", "Cuando yo te tení" o "Como l'azul al cielu", canción en la que participa, con su prodigiosa voz, Esther Fonseca.

«Y vuelvo
a buscate nos suaños,
faesme falta
como arena al desiertu,
como al monte la lluvia,
como l'azul al ciulu,
como al barcu la vela. [...]
Esmigayo les hores
yá nun m'importa'l tiempu.
Desque tas n'otros llabios
la vida nun la quiero».

En fin, "La nada y tú" es un disco del que seguiría escribiendo más y más... "Muerte natural", "Si muerro antes que tu" o "Nun voi mirar p'atrás", canción con la que finaliza el CD y en la que se puede escuchar la voz de Pablo Texón recitando sus propios versos: 

"Nun voi mirar p'atrás [...] 
prometo qu'esta nueche
voi faceme nueche
y voi rime de tolos que mir'ais p'atrás
en cuantes qu'atapez».
···············
«No voy a mirar para atrás [...]
prometo que esta noche
voy a hacerme noche
y voi a reírme de todos los que miráis hacia atrás
en cuanto amanece».

Y por último no quiero olvidar a los músicos que acompañan a Alfredo González en este disco, que me permito recomendar a cualquier persona sensible a la que le guste gozar con la belleza; esos músicos son:  Sergio Rodríguez –que a la vez ha dirigido la producción musical–, Antón Ceballos, Lisardo Prieto, Rubén Bada y Willy González.

No hay comentarios:

Publicar un comentario