Páginas vistas en total

jueves, 4 de abril de 2013

DANI FERNÁN. PRIMERA APROXIMACIÓN A «EL PANK DE MIS HIJOS»

Hoy, por primera vez en este blog, voy a intentar relatar lo mejor posible –porque no es fácil– el proceso intelectual, y sobre todo emocional, que personalmente he experimentado al enfrentarme a la primera audición de un disco que, como "El pank de mis hijos" –de Dani Fernán– hace tiempo que lo esperaba. 

Para ello, voy a navergar por él, canción a canción, expresando las reflexiones, los sentimientos y, sobre todo, los impactos emocionales que cada una de sus once canciones me ha suscitado. Expresión, que será, sin lugar a duda, subjetiva, pero que, a la vez, va a discurrir muy sujeta a los destellos suceptibles de objetivación que Dani nos ofrece en sus textos poéticos y en las formas que ha elegido para comunicarlos. (Hoy voy a limitarme a presentar y comentar las cinco primeras canciones del nuevo disco).

Este niño se llama Dani Fernán.

Y sin más, inicio la audición –corte primero– y suena la canción 
"MAÑANA"

Me ha dado mucha alegría encontrarme de entrada con esta canción... "Mañana" es precisamente el tema que me permitió descubrir a Dani hace dos años en La Estación de Sevilla, y el que me hizo intuir que me encontraba ante un cantautor de mucho futuro; intuición hoy ya transformada en convicción.

Es una canción muy bella, y con mucha fuerza expresiva, en la que Dani nos narra la experiencia de un amor quebrado a través de un hermoso juego de recursos poéticos que giran en torno al antes y al después de la palabra MAÑANA, o sea, en torno a lo que está por revivirse, o por-venir; y a lo que se pierde y se abandona, pero que quedará siempre latente y vivo en el cuerpo y en la memoria.

"Mañana" ¡sí!: "te pediré las cuentas claras", "saciaré las ganas deshacerme de lo diablos que engendraste en mis entrañas", "tiraré tus cosas por las ventanas", "quizá reviente y estaré serio", "me cobraré la extremaunción de tu mirada" y "te tendré semiausente"...  También "mañana" "revolución" y algo de esperanza: "volar por aquí, por allá, por beber, por vivir, por saber... por existir"...

Pero antes de "mañana" –¡ahora– "hazme el amor eterno", "bésame", "abrázame", "ámame de una vez por todas", "clava un dardo en mi corazón con esa boca", "déjame dormir contigo en tu agujero", "amando los suburbios de tu ombligo", "que hace frío y tengo miedo y aún te quiero".

Revolcón de sentimientos de lo perdido y de lo que se espera que Dani Fernán canta cada día mejor... ¿Cómo se puede crecer tanto con el paso del tiempo en una misma canción? ... Y junto a la voz de Dani ahí esta –como en un gesto de reafirmación– la voz de Rozalén...; y reforzándoles con su complicidad Gato y Manin, Coppel y Marino... ¡menudos cuatro!...

Y sigue sonando "MAÑANA"... ¡todo un "acelerón" de sentimentos y de pasiones para iniciar la audición de un disco con ganas!

Dani Fernán.

Segundo corte
QUE VIENEN LOS MONOS

Asociado al género de la "canción de autor" siempre surge, de una u otra forma, el tema de los "contenidos sociales", de la "protesta" y, en general, del "compromiso" que los creadores deben adoptar frente al mundo y frente a la realidad cuando se experimentan o se perciben procesos antidemocráticos y de deshumanización. 

Hay quienes deciden canalizar ese compromiso de forma directa en positivo, o en negativo: En positivo hablando de "mundos nuevos" que nacen y marcando indicadores o caminos de transformación –posición que a veces puede rozar con planteamientos verdaderamente mesiánicos–. O en negativo, denunciando de forma directa todo tipo de injusticias y de fechorías antidemocráticas.

También los hay, y este es el caso de Dani Fernán en esta canción –y, en general, en toda su obra–, que optan por acudir a un lenguaje más metafórico, más simbólico –incluso más satírico–; lenguaje musical y poético que aparentemente puede parecer menos crítico y transformador, pero que en realidad es mucho más hiriente y corrosivo –y en consecuencia más eficaz– para la descomposición de la basura social, de la hipocresía y de la sinvergoncería que subyace y reina, con frecuencia, en las variopintas esferas del poder palaciego, parlamentario o económico.

... "Y regresan los monos" –canta Dani–... Hace tiempo parece ser que los seres humanos habíamos superado a los monos en la escala evolutiva y que habíamos logrado pensar, sentir, amar, conmovernos, ser generosos y solidarios, y desarrollar sensibilidades y ternuras... ¡Pues no señor!... "Vuelven los monos a jurar las leyes del león!...; "¡y vienen con hambre! ¡con instinto de lucha y posesión!"... Y reina la irracionalidad: la vuelta a la fiera, a la brutalidad –"si yo me acerco me muerdes y si te acercas te muerdo"–; es la vuelta a la corrupción, a la explotación y al despotismo... 

¡Y... de repente entran en la canción –reivindicativas y contestarias– la flauta de Jovis y la guitarra flamenca de Álvaro Ruiz, y, a partir de ahí, el levantamiento y la buena marcha orquestal y antisistema se generaliza! ... ¡Que vienen! ¡que vienen!... ¡pues vamos a por ellos!

Dani Fernán.

Tercer corte:
LIVING LA VIDA LIGHT

Ahora Dani decide darle un repaso a los estranjerismos pijos de la "burguemierdesía" y a la "gilopollez", o sea, al destrozo al que suele ser sometida nuestra lengua pero, ¡eso sí!, con "modernidad", con  "mucha marcha" y siguiendo el compás... 

¡Joder, me están entrando ganas de mover el esqueleto que, por cierto, ya lo tengo un poco "tocao"!... ¡La culpa, en el fondo, la tienen, en este caso Alejandro Jordá con la batería, Álvaro Ruiz, ahora con su guitarra eléctrica, Gato al bajo, y Manin –¡ay el Manin!– con las percusiones.

«… yo tengo feeling con la jet-set
que nunca come de tupper-ware…
… no sé si estoy hasta los cojones
o simplemente tengo estréss,
pero tengo standing y tengo un parking
sin overbooking y voy de catering con mis groupies
y por Snoopy que llego chupi a final de mes…».

Dani Fernán.

Cuarto corte: 
"MARTINI ROJO"

En algo más de cinco minutos, no se puede "contar-cantar" mejor una historia, o una situación, que en realidad dura tres horas y media.

Son las cuatro de la madrugada... Alejandro Martinez está tocando el piano... Huele a romanticismo, se respira nostalgia y soledad... Mientras tanto él –el protagonista–, ahí está "borracho como un perro y solo como un gato" intentando aclarar sus ideas...; mientras tanto "la luna se derrama por el borde de la cama"...; y suena "un reloj que se deshora"... 

Dan las cinco y diez y Manu Clavijo se dispone a arrancarle recuerdos e introspecciones al violín–... "buscar por dentro", "ponerse a tiro", "la aurora con retraso"...; "discutirse las cuestiones frente al espejo como un loco"... ... ...  –Gato con el bajo y Jordá  con  la batería dilatan el pasar de las horas–... ... ...  "Borracho..., martini rojo..., son las siete menos cuarto"...; "desgranarse en el papel", "desnudar la piel"... "A las siete y media  ya clarea"...; "que suba la marea..., acabo este poema..., espero que lo leas".

De cuatro a siete y media ha transcurrido esta historia de amor roto y de soledades... De buscarse por dentro... Bellísima canción que nos da la medida justa de la calidad poética, interpretativa y musical de este Dani Fernán que canta porque necesita «buscarse por dentro, desgranarse en el papel, y desnudar su piel»; ¡me gusta!.., esta podría ser la imprescindible estrategia para crear y, al tiempo definir, eso que llamamos "canción de autor".

Dani Fernán. (Fotografía: Inés Poveda)

Quinto corte: 
"RESCÁTAME"

En esta canción -última que voy a comentar en el "cuelgue" de hoy– se conjugan y se hacen especialmente explícitos, desde mi punto de vista, dos de los rasgos de la personalidad artística de Dani Fernán que considero más valiosos y significativos:

El primero –ya lo he expresado en otras ocasiones anteriores– es que Dani Fernán, con sus creaciones, está contribuyendo con mucha calidad y con mucha frescura al resurgir de lo que en su día calificamos como  "Nueva Canción del Sur". Escuchando a Dani no puedo dejar de pensar en aquellos días en que conocí y escuché cantar por primera vez a Carlos Cano, a Antonio Mata, a Benito Moreno, a Jesús de la Rosa, o a Lole y Manuel...; incluso, hace un momento, he llamado por teléfono a Juan de Loxa –creador de "Manifiesto Canción del Sur"– y por teléfono le he hecho escuchar esta canción... Coincide totalmente conmigo; me comentaba: "Fernando, es curioso y muy interesante, con este chico, de nuevo el País Andaluz se va a derramar por todos los sures".

El segundo rasgo que Dani manifiesta en esta canción ya lo he mencionado antes, me refiero a su capacidad para denunciar y criticar lo que está aconteciendo en nuestro país y en el mundo, pisando tierra, con mucho humor y con mucha ironía; cualidad que, sin duda, le nace de su indiscutible e irrenunciable identidad gaditana.

«Yo quiero que me rescaten
Y me inviten a la fiesta,
Yo quiero que me rescaten
Y me contraten para la orquesta
Yo pongo los acicates
Y el chocolate para la siesta
(Te pido)
… rescátame por favor…».

No hay comentarios:

Publicar un comentario