Páginas vistas en total

viernes, 29 de junio de 2012

«CANTES FUTBOLEROS» PARA UN FIN DE SEMANA: ¡RA, RA, RA!



Pues sí, señores y señoras, ¡hemos llegado a la final!... y al final, igual ganamos, y se consigue que un sector de la población se consuele y relativice por un momento sus problemas... ¡Yo desde luego no!... y lo siento mucho señor Rajoy... Yo formo parte de su fracaso y ¡me alegro!... ¡con perdón!

Ganemos o no el domingo, yo –que soy un "jubilao"– cada día lo voy a tener más difícil –ahora hasta voy a tener que pagar un porcentaje de mis medicinas–... Y ¡que pena!... ¡lo del "júbilo", a la mayoría de los "jubilaos", se nos hace cada día más jodido, ¡ya quisiéramos nosotros!

Por otra parte, ganemos o no, lamentablemente seguirá habiendo guerras y armas en el mundo... Ganemos o no, esta democracia nuestra se sigue yendo cada vez más a la mierda... Ganemos o no, nuestra cultura cada vez es más maltratada... Ganemos o no, la "pela" es la "pela", y lo que manda y vale seguirá siendo eso: "la pela"... Y será así, ganemos o no, hasta que a todos se nos ocurra gritar: ¡BASTA!

Pero en fin, mientras ganamos o no –¡que a mi me importa un "rabano", un "comino", un "pito", un "huevo" y un "carajo"!–...; mientras que nos decidamos todos a decir ¡BASTA!...; he pensado que lo mejor que podríamos hacer es echarnos unos buenos "cantes futboleros".... 

¡Vamos con el primero!... Es de 1963 y lo cantaba en castellano una tal GELU acompañada de Los Mustang, pero en realidad quien lo hizo famoso fue Rita Pavone... ¿Te suena?... Decía así:

Gelu.
«Por qué, por qué… los domingos por el fútbol me abandonas,
no te importa que me quede en casa sola.
no te importa
por qué, por qué… no me llevas al partido alguna vez!
Quizas quizás… tu me mientes al decir que vas al fútbol
es seguro que lo empleas como escusa
es seguro
quizás quizás… yo me entero alguna vez de la verdad!
Te seguiré y comprobaré si con otra vas,
no me engañarás....».
("El partido de fútbol")

Es una cante muy antiguo y tiene mucho, o poco, que ver con la imagen siguiente... ¡según se mire!...



El segundo "cante futbolero" que nos vamos a echar me gusta más, se llama "Ra, ra, ra", es de mi buen amigo Benito Moreno y lo hemos escuchado cientos de veces –por supuesto incompleto– como sintonía del programa "El Larguero", de la Cadena SER... Es de 1976 y dice así:


«Por Dios, hombre que la liga
que se le cae a tu amiga
no es la liga de fúrbol
que se pierde con un gol.
Ra, ra, ra!
el lobito está jugando
los borreguitos  mirando.
Cuando hables del partido
con algún desconocido
aclare que es de deporte
por evitar que te corte.
Ra, ra. ra!
el lobito está perdiendo
los borreguitos sufriendo.
No hay que confundir melenas,
gente rara y gente buena
los buenos son futbolistas.
los raros somos artistas.
Ra, ra, ra!
el lobito está empatando,
los borreguitos saltando.
Los que ganan el dinero
son pelucas extranjeros
en eso los españoles
no sabemos meter goles.
Ra, ra, ra,
el lobito está ganando
los borrguitos balando.
Tu afición es sentimiento
y tiene mucho alimento
hincha tú eres el mejor
escuchando el transistor.
Ra, ra, ra!
el lobito está cobrando
el borreguito pagando,
el lobito descansaba,
los borreguitos cantaban:
ra, ra, ra!».

El tercer "cante futbolero" para este fin de semana, con él que me despido por hoy, es de Martirio y ¡me encanta!... Es de 1986 y se llama "¡Méteme goles!":




«Me muerdo los labios de expectación,
por el túnel ya van a salir,
en el delirio de mi afición,
buscando goles.
Suena el pito y rueda el balón,
si te caes, el masajista te trae
un poquito de reanimación,
y a marcar goles.
Méteme goles...
Que bonito toque de balón,
muy elaborada la jugada,
pero no tiene culminación,
le faltan los goles.
Tú ya sabes que si quieres marcar
me tienes que abrir el juego por las alas,
y al primer toque en profundidad,
llegan los goles.
Méteme goles...».



... Y hay muchos más "cantes futboleros"...; pero no los vamos a agotar en un fin de semana..., ¡dejáré algunos, por ejemplo, para el final de la liga!...

Y ahora, si te apetece, busca y escucha...; por cierto, el video de la canción de Martirio no lo he encontrado.

http://www.youtube.com/watch?v=Rd9H7SYVuh0
http://www.youtube.com/watch?v=_4mDxM_7mFw
http://www.youtube.com/watch?v=9fkJBMio0w8

8 comentarios:

  1. Particularmente apunto esta demoledora sátira de Delfi Abella, "Cap al futbol" (Al fútbol), que siempre me hace reír y creo, con permiso del resto que has puesto, que es la más adecuada a nuestro tiempo presente:
    http://www.youtube.com/watch?v=wLz-ZLtZzeE

    Ahora bien, voy a ser justo: te puede apasionar el fútbol -no es mi caso- y no perder de vista el norte, no dejarse engañar, e incluso ser todo un revolucionario. Por mi parte, suerte a la selección, y también a la selección femenina de baloncesto que encara el campeonato europeo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡DE ACUERDO! ¡Suerte a to el personal!... Pero que quieres que te diga... ¡suerte en especial al personal que está sufriendo! ¡suerte para que recupere un poquito de felicidad....

      Eliminar
    2. No, claro, eso por supuesto. Pero refiriéndonos estrictamente al ámbito deportivo es bastante irritante como se menosprecia mediante el silencio a otros deportes, especialmente si son la modalidad femenina. Y eso sí: tenemos que meterle un buen golazo a esa panda de petimetres que nos gobierna, aunque sea "de mano".

      Eliminar
  2. jajajaja...Lucini, "le echaste pelotas" y "no tiraste balones fuera" con estos cantes futboleros...
    Pero te diré que la liga ya acabó hace tiempo..Ahora estamos en otra competición...quizás seamos campeones de Europa y podremos estar orgullosos y cantar..Yo soy español,español,español, yo soy....."jajajajaja.
    Viva la anestesia social...goooooolllll
    En fin, cantemos!!!
    Un abrazo, maestro que sorprendes cada día!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡SOY UN IGNORANTE!... Lo siento, no sabía que la liga había acabado... ¿Ves Natty?... No estoy al dia, pero te quiero... Un abrazo.

      Eliminar
  3. Esta es la letra de la canción de Delfi Abella titulada "Cap al futbol" (Al fútbol). Está en catalán.

    El dilluns cara a la feina,
    calibrem els resultats.
    Desprès llegim, sense treva,
    comentaris a grapats.

    Discutim bé la jugada
    del primer a l'últim gol
    i tots a fi de setmana
    pensem com un home sol:

    Cap a futbol,
    cada diumenge,
    cap a futbol.

    Com sardines a la llauna
    disfrutem, que prou se'ns nota,
    veient vint-i-dos ganàpies
    disputant-se una pilota.

    Cridem per animar els de casa,
    amb fort i unànime udol,
    ha de guanyar l'equip propi
    tant si es vol com si no es vol.

    Cap a futbol,
    un dia i altre,
    cap a futbol.

    Quan guanya el conjunt dels nostres
    tot és joia i gran delit.
    Si perd, ja podeu comptar-hi:
    és que el destí ens ha traït.

    Haurà estat qüestió de pega
    o algun jugador esquirol
    o el terreny mullat o l'àrbitre,
    sempre ens queda algun consol.

    Cap a futbol,
    correm, anem-hi
    cap a futbol.

    El senyor vestit de negre
    que corre pel mig del camp
    és blanc de tots els dicteris,
    atreu sempre un aïrat clam:

    "Curt de vista, mala bèstia,
    animal, talòs, mussol,
    orellut, ximple, borratxo,
    que ens has anul·lat un gol!"

    Cap a futbol,
    que és un joc d'homes,
    cap a futbol.

    Si el nostre equip perd la Lliga,
    gran pessimisme local,
    si la selecció no guanya
    tothom trist, que bé s'ho val.

    Els diaris busquen les causes
    entre grans crespons de dol.
    A la picota els culpables;
    traïdors, la afició no vol.

    Cap a futbol,
    que hi va la vida,
    cap a futbol.

    La massa és galvanitzada
    d'un noble deler esportiu.
    Què seria de nosaltres
    si el futbol no fos ben viu?

    Vindria la decadència,
    se'ns apagaria el sol,
    vindrien neguits inútils
    i misèries en estol.

    Cap a futbol,
    poble no et paris,
    cap a futbol.

    Cap a futbol.

    ResponderEliminar
  4. Esta es la traducción al castellano que aparece en cancioneros.com:

    El lunes en el trabajo,
    calibramos los resultados.
    Después leemos, sin tregua,
    comentarios a puñados.

    Discutimos bien la jugada
    del primer al último gol
    y todos en el fin de semana
    pensamos como un hombre solo:

    Hacia el fútbol,
    cada domingo,
    hacia el fútbol.

    Como sardinas en lata
    disfrutamos, que bastante se nos nota,
    viendo veintidós grandullones
    disputándose una pelota.

    Gritamos para animar a los de casa,
    con fuerte y unánime aullido,
    debe ganar el equipo propio
    tanto si se quiere como si no se quiere.

    Hacia el fútbol,
    un día y otro,
    hacia el fútbol.

    Cuando gana el conjunto de los nuestros
    todo es alegría y gran deleite.
    Si pierde, ya os podéis imaginar:
    es que el destino nos ha traicionado.

    Habrá sido cuestión de pega
    o algún jugador esquirol
    o el terreno mojado o el árbitro,
    siempre nos queda algún consuelo.

    Hacia el fútbol,
    corramos, vayamos
    hacia el fútbol.

    El señor vestido de negro
    que corre por el medio del campo
    es blanco de todos los dicterios,
    atrae siempre un airado clamor:

    "¡Corto de vista, mala bestia,
    animal, ceporro, pasmarote,
    orejudo, tonto, borracho,
    que nos has anulado un gol!”

    Hacia el fútbol,
    que es un juego de hombres,
    hacia el fútbol.

    Si nuestro equipo pierde la Liga,
    gran pesimismo local,
    si la selección no gana
    todo el mundo triste, que bien merece la pena.

    Los diarios buscan las causas
    entre grandes crespones de duelo.
    A la picota a los culpables;
    traidores, la afición no quiere.

    Hacia el fútbol,
    que nos va la vida,
    hacia el fútbol.

    La masa es galvanizada
    de un noble delirio deportivo.
    ¿Qué sería de nosotros
    si el fútbol no estuviera muy vivo?

    Vendría la decadencia,
    se nos apagaría el sol,
    vendrían inquietudes inútiles
    y miserias en bandada.

    Hacia el fútbol,
    pueblo no te pares,
    hacia el fútbol.

    Hacia el fútbol.

    ResponderEliminar
  5. Ay¡¡¡el fútbol Fernando, cuanta tinta, cuanta pasta, cuanto sueño y cuanta esperanza, y cuanta corrupción también, y cuanta injusticia injusta y justa ilusión.

    Que tendrá que amarra a gente del norte y del sur, en gracia y en la desgracia, a ras de suelo y de altos vuelos, y cuanto amigo de campo, de equipo, de todo y de nada para después, despertar a la vida, a la de cada uno, a la del paro, a la hipoteca, al desalojo a la cesta con menos compra, como dijo aquel "vuelve el pobre a su pobreza el rico a su riqueza y el señor cura a sus misas", y a quien Dios se la de San Pedro se la bendiga.

    Esta pasión que no eliges ni puedes dar la espalda, es como una ilusión, un sueño casi un milagro, que muchos lo hacemos nuestro, es una anestesia corta, es como un misterio, por eso no es mejor ni peor, ni malo ni bueno, simplemente es, dejemos pues crezca la alegría que tanta falta nos hace en estos días, dure lo que dure, venga de donde venga, y que las razones duerman siquiera el tiempo que dure esta juerga.
    Un abrazo
    Antonio
    PD Ojalá gane España, el niño que llevo dentro también soñó con ser futbolista.

    ResponderEliminar