Páginas vistas en total

domingo, 19 de diciembre de 2010

La NAVIDAD supera la FICCIÓN

Ayer por la tarde salí a dar un paseo, para relajarme... En el camino de mi casa al "metro", me llamó la atención una pintada que alguien había sellado varias veces sobre la acera... Decía así:


Bajé las escaleras del metro, e inicié el viaje sin dejar de pensar en aquella frase: "La Navidad supera la ficción"... Después, nada más salir del metro me di de bruces con el rostro de la Navidad que nos brinda descaradamente el consumismo; tremendo monstruo que es capaz de luchar, enfrentarse y vencer incluso a la "crisis".


La frase de la pintada no cesaba de martillearme e pensamiento: "La Navidad supera la ficción"... Regresé a casa con una docena de castañas asadas... Me senté y, de repente, cosa que suele ocurrirme con bastante frecuencia, me acordé de un disco, de una canción y de un amigo.

El amigo fue Ovidi Montllor –inolvidable–, el disco "Salvat-Papasseit per Ovidi Montllor" y la canción "Nadal" ("Navidad"), de la que reproduzco un fragmento conmovedor:

«Sento el fred de la nit
i la simbomba fosca...
Demà posats a taula 
oblidarem els pobres
–i tan pobres com som–.
Jesús ja serà nat.
Ens mirarà un moment 
a l’hora de les postres
i després de mirar-nos 
arrencarà a plorar».


«Siento el frío de la noche
y la zambomba oscura...
En la mesa mañana 
olvidaremos a los pobres
–tan pobres como somos–
Jesús ya habrá nacido.
Nos mirará un momento 
a la hora de los postres
Y después de mirarnos 
empezará a llorar».

... No cabe duda, LA NAVIDAD SUPERA LA FICCIÓN..., ojalá que entre todos podamos contribuir a cambiarla...

3 comentarios:

  1. ¡Buena elección! También es muy apropiada la "Cançó de Nadal per a ningú" del amigo Llach:
    http://www.cancioneros.com/nc/1654/0/canco-de-nadal-per-a-ningu-lluis-llach
    Ahora bien, si sólo fuera el consumismo... El problema es el llamado "espíritu de la navidad": desde finales de noviembre nos bombardean con diversas producciones de todo tipo en las que se venden varias cosas como la exigencia-imposición de ser feliz, de ser bueno (cuando hay que ser bueno todo el año), de creer en los milagros, de tener seres queridos, etc. Sinceramente, no me extraña que el número de suicidios aumente en estas fechas.
    Gustavo

    ResponderEliminar
  2. Se puede vivir la Navidad sin entrar en el excesivo consumismo, seguro. Y estos removedores de conciencias no deben de dejar de recordárnoslo, por si acaso...
    Ovidi,Llach e incluso Silvio con su canción de Navidad contribuyen a cambiarla...y tu con este blog también. Ojalá se consiguiera.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Buenísima entrada!!!... y tanto que supera la ficción...

    ResponderEliminar